Hay algo más de 11.000 cabinas telefónicas en la ciudad de Nueva York. La mayor parte están averiadas, o son demasiado viejas. 7.000 de estas piezas de mobiliario urbano renacerán de sus cenizas para formar una extensa Red WiFi urbana que, además, será gratuita.

La ciudad lleva ya unos años dándole vueltas a un plan para hacer algo con las cabinas telefónicas. A comienzos de 2013, el entonces alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, puso un marcha un concurso para encontrar un diseño que inspirara las futuras cabinas de la ciudad.

Tras conocerse el diseño ganador, el siguiente paso era elaborar un plan para poner en marcha esa nueva red. Para ello, el Departamento de Información, Tecnología y Telecomunicaciones del ayuntamiento ha iniciado una nueva ronda de consultas para recibir propuestas de los ciudadanos. El objetivo ya no es el diseño de las cabinas, sino aportar ideas prácticas para poner el plan en práctica. El plazo se cerrará el próximo 30 de junio.

Advertisement

La idea principal del proyecto será crear 7.000 puntos de acceso que provean de conexión gratuita limitada a una distancia de hasta 25 metros. La financiación de esa red se realizará a través de publicidad que recibirán las personas que traten de conectarse a ella. El Ayuntamiento, sin embargo, descubrió que las cabinas son más importantes de lo que parecen durante el huracán Sandy, ya que fueron los únicos teléfonos que quedaron en funcionamiento al no necesitar de electricidad adicional para operar. Por ello, los puntos WiFi mantendrán una línea convencional de voz de uso exclusivo para llamar a emergencias. [NYC DoITT]

Foto: LittleNY / Shutterstock