Una abeja del género Hylaeus, ahora protegida. Imagen: Line Sabroe / Flickr

La abejas se están muriendo. No sabemos exactamente por qué (probablemente una combinación del uso de pesticidas con la pérdida de hábitats y el cambio climático), pero sabemos que las consecuencias pueden ser catastróficas para el ser humano. Es hora de protegerlas.

Por primera vez en Estados Unidos, siete especies de abejas se encuentran ahora protegidas bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción. Son las llamadas abejas de cara amarilla, pertenecientes al género Hylaeus y originarias de Hawái. Al igual que las avispas, las abejas de cara amarilla carecen de escopa —el pelo que caracteriza a los abejorros—, y son cruciales para mantener el ecosistema de plantas nativas (muchas de ellas también en peligro de extinción) y otros animales de su mismo hábitat.

Advertisement

Advertisement

Hicieron falta diez años de investigación para conseguir que el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos sumara estas abejas a la lista federal de especies en peligro de extinción. La iniciativa forma parte de un esfuerzo más amplio para salvar a los responsables de la polinización anual de 30.000 millones de dólares en frutas y hortalizas comerciales. Las abejas tienen un papel fundamental en la agricultura de todo el mundo. [Quartz]