Ahora que el Reino Unido ha solicitado formalmente la salida de la Unión Europea, los británicos se preparan para volver al tradicional color azul oscuro de sus pasaportes en lugar de seguir con el rojo borgoña de los países miembros de la UE. ¿Por qué hay tan poca variedad en el diseño de estos documentos?

Aunque no exista una norma que lo exija, lo más probable es que tu pasaporte sea de uno de estos cuatro colores: rojo, azul, verde o negro; y habitualmente de una tonalidad oscura. No hay una razón específica. Por un lado, esos colores hacen que el documento tenga un aspecto más “oficial”. Por otro, el tono oscuro disimula las marcas de desgaste y de suciedad. Pero cualquier color es válido siempre que el pasaporte pueda doblarse y resistir temperaturas de entre -10 y 50 ºC y humedades del 95%.

Luego, la predilección de cada país por un color determinado tiene motivaciones que van desde la geopolítica hasta la religión. Por ejemplo, los países musulmanes prefieren el verde porque es un color significativo para su religión. También está el caso de Turquía, que cambió sus pasaportes al borgoña para acercarse a la Unión Europea en su deseo de adhesión. Y para otros Estados es directamente el color de su identidad nacional: Suiza usa el rojo y Estados Unidos, el azul marino. [Travel + Leissure]