Cuando se trata de jugar al escondite, la naturaleza es un rival realmente duro de batir. En la foto sobre estas líneas, por ejemplo, hay un animal cuyo camuflaje es tan bueno que hay que fijarse muy bien para descubrirlo. No es el único. A continuación os ofrecemos una impresionante serie de ejemplos de camuflaje natural.

Lechuzas de boca de rana (Podargus strigoides). Australia

En la foto anterior hay dos ejemplares. En las dos siguientes hay uno en cada una.

Cuando no están escondidas, las lechuzas boca de rana tienen este aspecto.

Sapos

Sapo hoja (Rhinella margaritifera). Panamá

Hay tres ejemplares en la esta foto de National Geographic. En otros países como Malasia hay especies de anfibios con camuflajes similares.

Búhos

Pez Piedra (Synanceia horrida). Australia

El pez piedra no solo se esconde bien, también es muy venenoso, lo que lo hace una de las especies más peligrosas del mundo para los submarinistas.

Sepias

Caballito de mar pigmeo (Hippocampus bargibanti). Costa de Nueva Guinea

Esta especie relativamente recien descubierta está diseñada para camuflrse entre las gorgonias, un tipo de coral.

Insecto palo

Araña lobo del desierto

Oruga de mariposa Euthalia aconthea. Birmania

Uroplato o geco de cola de hoja (Uroplatus fimbriatus). Madagascar

[vía Sploid]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)