Paleontólogos de la Universidad de Alberta, en Canadá, han desenterrado un esqueleto casi completo y en muy buen estado de conservación de un bebé dinosaurio. Los restos pertenecen a una especie conocida como Chasmosaurus belli, y se calcula que el especimen tenía solo tres años de edad cuando murió.

Este pequeñín probablemente paseó por las selvas que cubrían Alberta hace 70 millones de años. Los especímenes adultos de esta especie alcanzan los cinco metros de longitud, pero el ejemplar encontrado apenas llega al metro y medio. Sin embargo, mantiene unas proporciones muy similares a las que probablemente tenían sus adultos. El hallazgo apoya la teoría de que los dinosaurios apenas cambian sus proporciones a lo largo de su vida. Simplemente crecen.

El esqueleto está completo salvo por los brazos, que se separaron por un hundimiento del terreno. Por la falta de laceraciones de los restos y el tipo de terreno en que fue encontrado, los paleontólogos creen que probablemente murió ahogado vadeando una corriente de agua. [LiveScience]

Foto: Philip J. Currie, Robert Holmes, Michael Ryan Clive Coy, Eva B. Koppelhus