Dice el refrán que no hay que tratar de reinventar la rueda, pero el inventor israelí Gilad Wolf demuestra que hasta eso es posible. Wolf ha diseñado una rueda en la que los radios son, en realidad, amortiguadores de suspensión neumática que absorben los impactos y las vibraciones.

La Softwheel ha sido creada en el marco del acelerador tecnológico de Tel-Aviv, y su primer objetivo es reducir las vibraciones que las ruedas convencionales transmiten a las sillas de ruedas. El propio Wolf pudo constatar que estas sillas médicas pueden ser extremadamente incómodas de usar. Su creación está pensada para hacer más comfortable la experiencia de desplazarse en uno de estos vehículos a los pacientes que lo necesitan, y reducir las posibles lesiones derivadas de la vibración.

Las primeras Softwheel saldrán a la venta a finales de 2014, y son caras (unos 2.000 dólares) ya que sus primeras aplicaciones son eminentemente médicas. Sin embargo, Wolf ya ha pensdo en usos más lúdicos y asequibles. En bicicleta, estas peculiares ruedas permiten circular de manera mucho más suave que las convencionales. Según Wolf, permiten circular cómodamente sobre cualquier terreno y transmiten mejor la fuerza de la pedalada. [SoftWheel vía Wired]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)