En muchas películas nos han enseñado que quienes participan en ferias de renacimiento y recreaciones de la guerra civil estadounidense se lo toman muy en serio. Un hombre no ha visto nada bien que un dron sobrevolara una feria medieval, y lo derribó de la forma más épica posible: arrojándole una lanza.

Esto sucedió, cómo no, en Rusia. En la ciudad de Lipetsk se llevaba a cabo una feria medieval como cualquier otra: muchos cascos y vestimentas de la época, escudos de madera, lanzas, espadas, vino, aguamiel, justas a caballo y combate de espadas por ver quién es el mejor guerrero.

Advertisement

El problema es que en estas ferias la tecnología suele ser mal vista. Si estás vestido con una armadura y cota de malla, además de llevar tu espada en la cintura, para algunos es mal visto que lleves tu iPhone en la mano haciéndote selfies o grabando vídeos para Snapchat.

Y ni hablar de un dron sobrevolando los combates para grabarlos. Un hombre muy metido en su personaje histórico al ver uno de estos habrá creído que es un extraño ser demoníaco enviado por Lucifer, y su decisión fue arrojarle una lanza para matar a la extraña criatura blanca y voladora. El momento ha quedado grabado en vídeo (desde el punto de vista del dron endemoniado), y es sencillamente épico. [RT vía Laughing Squid]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.