Sephora ha instalado en Milán una interesante propuesta comercial basada en la realidad aumentada. Se trata de un espejo electrónico que permite probar todo el catálogo de maquillaje (sombras de ojos a juzgar por el vídeo) de esta compañía de cosméticos, pero sin que las clientas tengan que aplicárselo directamente.

El espejo es, en realidad, una pantalla unida a una cámara, y es obra de una compañía de software para realidad aumentada llamada ModiFace. Lo que hace la aplicación es registrar los rasgos de la cara en tiempo real, y aplicar los diferentes tonos de maquillaje teniendo en cuenta el color de la piel de la persona y el movimiento de la cara. No hace falta permanecer inmóvil o en una postura concreta.

Advertisement

De momento, el sistema está en prueba solo en el establecimiento de Sephora en Milán, pero no será de extrañar que la compañía lo extienda pronto a otras tiendas y amplíe la gama de cosméticos virtuales con lápices de labios o bases de maquillaje. [YouTube vía ShinyShiny]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)