Defender un gimnasio Pokémon puede costar un huevo, literalmente. Algunos jugadores de Pokémon Go se están encontrando con gimnasios imposibles de conquistar en sus ciudades, y el problema parece ser un fallo que permite defenderlos con huevos. Sí, los mismos que se meten en la incubadora.

Como es lógico, estos Pokémon nonatos no tienen movimientos, poder de combate ni puntos de salud, así que, una vez que los usuarios consiguen ponerlos en un gimnasio, este no puede volver a conquistarse: el huevo se queda ahí, acumulando recompensas para el imbécil de su propietario.

Advertisement

Advertisement

Aquí tienes dos ejemplos de Nueva York, donde aparentemente los jugadores del Team Instinct han aprendido a dominar esta técnica infalible:

Si ocurre en tu zona, puedes quejarte a Niantic a través de este formulario. Y si descubres cómo explotar el fallo, te recomendamos no hacerlo para no acabar con la cuenta baneada. [Reddit]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.