Los mejores videojuegos de rol (RPG) permiten que el jugador se involucre tanto en la partida que le da personalidad a la trama y crea sus propias historias. Un jugador se tomó muy en serio el hecho de que quería adoptar un perro en Skyrim, y terminó viviendo la aventura de su vida (virtual) para poder lograrlo. Es una historia tan divertida como maravillosa.

Patrick Lenton era un jugador de Skyrim como cualquier otro. Se la pasaba recorriendo las montañas de la región norte de Tamriel, se unió a la escuela de magos y combatía dragones intentando salvar el mundo. Vamos, como cualquier otro que haya jugado esta obra maestra.

Advertisement

Sin embargo, un día mientras paseaba encontró una cabaña, y en ella a un perro solitario cuyo dueño había sido asesinado.

En Skyrim es posible adoptar tanto mascotas como hijos, pero no es tan sencillo como podrías pensar, sobre todo si tomas en cuenta el hecho de que al acompañarte participarán en todo lo que hagas, incluyendo las batallas, y pueden morir... Y nadie quiere que su perro muera, ¿cierto?

En una oleada de tweets Lenton explicó al detalle la aventura que vivió junto a su perro, y es una historia tan graciosa como normal, en el mundo de Skyrim:

  • La peor parte de Skyrim fue cuando me encontré a ese perro cuyo dueño había muerto en una cabaña. Por supuesto tuve que adoptar al perro porque no soy un monstruo.
  • Y amo a este perro, pero a su vez me paso el día de aquí para allá haciendo misiones y tratando de salvar el mundo y eso, pero este perro tan bueno...
  • Este perro tan bueno siempre trata de ayudarme peleando contra gigantes y dragones, y yo les grito ¡NO LE HAGAN DAÑO AL PERRO!
  • Así que tengo que pelear y esforzarme como un 300% más de lo normal para que mi perro no termine devorado por un dragón. Honestamente nunca había estado tan ansioso.
  • Pero entonces me enteré de que puedo construir una granja y una casa y el perro puede vivir allí. Durante los siguientes cuatro días de mi vida me la pasé construyendo cosas...
  • Mientras bandidos y dragones se dedicaban a atacar a mi perro, yo intentaba obtener minerales de cuevas y minas, y construir una maldita casa para mi cachorro.
  • Cuando estuvo lista, el perro no se quería quedar en la casa, y fue entonces cuando descubrí que debía adoptar a un niño primero y el niño tiene que querer a mi perro.
  • Entonces fui a un orfanato y descubrí que estaban siendo maltratados por una mujer malvada, así que la maté.
  • Pero ahora no podía adoptar a un niño porque ya eran libres, por lo que tuve que recorrer todo Skyrim buscando un niño huérfano.
  • Y ni siquiera me gustan los niños...
  • Finalmente encontré a una niña pidiendo limosna en Carrera Blanca y ella era todo como “gracias mami” (mi personaje es una mujer gato hechicera).
  • Pero luego descubrí que la niña no quería mudarse a mi casa porque NO LE CONSTRUÍ UNA CAMA APROPIADA Y CÓMODA para ella.
  • Entonces decidí CONSTRUIR UNA MALDITA CASA NUEVA, al lado de un maldito lago porque me imaginé que ese sería un mejor lugar para criar a un niño, o lo que sea.
  • El problema es que primero me tenía que convertir en un “Thane” (un cargo local del juego) del poblado de Falkreath y tenía que hacer un montón de misiones antes de que me dieran un pedazo de tierra sobre la que construir...
  • Y mi perro TODAVÍA me estaba siguiendo a todas partes y casi muriendo en cada una de las peleas, por lo que me convertí en un cabrón tenso y asustadizo cada minuto del juego.
  • Además después conocí a otro puñetero perro en el camino, pero esta vez era un perro demonio y se vino conmigo también...
  • En tiempo del juego han pasado meses. El mundo está siendo invadido por dragones y yo solo estoy preocupado por bienes raíces.
  • Finalmente, pude construir mi nueva casa frente a un lago y fui a buscar a mi hija (que ha estado viviendo en las calles durante unos dos meses).
  • En serio, las personas sin hogar y pobres no suelen ser muy exigentes en estos casos, pero como no le hice una cama apropiada prefirió dormir en un banco en las calles de Carrera Blanca.
  • Al final se mudó a mi casa, que por cierto está ubicada al lado de una cueva de lobos y un círculo nigromantes, pero qué más da...
  • Y entro a mi casa con mi maldito perro, esperando que ella lo adoptara para poder ir a salvar el mundo...
  • Y lo que ella hizo fue ADOPTAR UNA PUÑETERA RATA.
  • Aquí tenemos a este hermoso y valiente perro que solo quiere instalarse y vivir tranquilo en una casa frente al fuego...
  • Y ella está jugando en la casa con una maldita RATA GIGANTE.
  • Por el camino me casé con una mujer llamada Mjoll La Leonesa, que está muy buena y pensé que podía ser una buena madre lesbiana junto a mi.
  • Pero inopinadamente su “amigo” Aerin también se mudó a la casa con nosotros.
  • Y entonces me pregunté, ¿acaso estamos en una relación múltiple y vamos a criar a nuestra hija indigente y su rata? Porque me parece genial si es así.
  • Así que me fui a buscar un hermano para mi nueva hija de manera que pudiera adoptar al perro con un poco de suerte.
  • Y la tuve. El chico quería a mi perro y el perro quería a mi nuevo hijo, todo estaba bien. El perro por fin ha sido adoptado con éxito.
  • Finalmente creo que ya puedo volver a mi trabajo como salvador de Tamriel...
  • Y entonces descubro que Aerin, el “amigo” de Mjoll, le grita constantemente “estúpido perro” a mi hermoso y valiente perro.
  • Entonces esperé a que saliera de casa para intentar decirle que se fuera a la mierda y regresara a SU PROPIA CASA.
  • Mi teoría era usar el poder de grito y empujarlo al lago, pero fallé y terminé enviándolo de un solo grito hacia el círculo de nigromantes.
  • Y murió...
  • Mi esposa vio cómo lo maté y comenzó a atacarme, y yo no quería matarla así que huí corriendo.
  • Y nunca regresé a la casa, pero lo que me tranquiliza es que aunque destruí mi matrimonio y maté a un hombre...
  • Se que mi perro está a salvo. Fin.

Esta clase de cosas solo pueden pasar en un juego RPG, y es solo una de las tantas historias geniales que nacen de allí. Personalmente se me hace inolvidable cuando un personaje me invitó a tomar unos tragos y desperté en el otro lado del mundo, sin ropas y confundido, además de todas esas veces que los guardias olvidaron mis crímenes después de darles unas pocas monedas.

Advertisement

Y si te preguntas qué le pasó al perro demonio, Patrick aclara que también tuvo un final feliz:

“El perro demonio está bien. Lo reuní con su extraño dueño que era un Señor Demonio. Fue un evento tan siniestro como conmovedor.”

Solo en Skyrim. [vía Patrick Lenton (Twitter) / Moments]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.