Una asociación de usuarios de software libre demanda a Microsoft ante la UES

(Actualización: Microsoft ha respondido a las acusaciones). Hispalinux, una asociación española de más de 8.000 usuarios de software libre, acaba de presentar una demanda ante la Comisión Europea contra Microsoft por considerar que Windows 8 dificulta la instalación de programas en software libre, según informa Reuters. El abogado representante de Hispalinux, José María Lancho, ha confirmado a Gizmodo en Español que la demanda se ha presentado "porque Microsoft quiere proteger su monopolio con un nuevo obstáculo técnico en Windows 8". Ahora, la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea tendrá que manifestarse sobre la demanda y empezar o no una investigación.

"Ningún programa que no cuente con la aprobación expresa de Microsoft puede utilizar el motor de arranque de Windows 8. La compañía ha proporcionado claves de acceso a este motor de arranque a algunas distribuciones de Linux, pero no a otras. Consideramos que con Windows 8 lo que está haciendo Microsoft nuevamente es intentar proteger su monopolio de otros programas y sistemas operativos en software libre", explica José María Lancho telefónicamente a Gizmodo en Español. La demanda se ha presentado hace unas horas en la sede española de la Dirección General de la Competencia de la UE.

En la página 14 de la demanda, Hispalinux especifica que Windows 8 contiene un "mecanismo de obstrucción", llamado arranque seguro UEFI, que controla el encendido del sistema y obliga a los usuarios a tener claves de acceso si quieren instalar otro sistema operativo en su ordenador. "Es una cárcel tecnológica por defecto para los sistemas de arranque, y convierte a la plataforma Windows de Microsoft en menos neutral que nunca". Para Lancho, esta medida es "totalmente anti-competitiva".

El abogado señala además que se trata de una demanda interpuesta por un conglomerado de usuarios, y no por empresas y multinacionales, como ha sucedido en la mayoría de ocasiones hasta ahora. "Vamos a crear una plataforma para que cualquier usuario pueda presentar su evidencia de cómo Microsoft dificulta utilizar software libre en Windows 8", dice. "Lo que ha vuelto a hacer la compañía con Windows 8 es crearnos una situación de dependencia tecnológica". añade.

Microsoft ha confirmado a Gizmodo que el asunto está en manos de su departamento legal y de momento no van a hacer ninguna declaración pública al respecto.

La demanda de Hispalinux se suma a la última multa impuesta por la Comisión Europea a la compañía de Redmond: 561 millones de euros (731 millones de dólares) por no dar elección de navegador a los usuarios en el Service Pack 1 de Windows 7 y forzar a utilizar Internet Explorer. Veremos en qué termina esta nueva querella.

Foto: AP