Image: Wikimedia Commons

El 15 de marzo, el máximo responsable de Toys R Us, David Brandon, informaba a sus empleados del cierre de todas las tiendas de Estados Unidos y Reino Unido. La noticia supone posiblemente el fin de lo que un día fue un imperio, uno que guardará en su memoria todo tipo de historias. Algunas ciertamente curiosas.

Han pasado nada menos que 70 años desde que Charle Lazarus iniciará Childrens Supermart en 1948, el germen de lo que luego sería Toys R Us. Tiempo suficiente para que el reinado del imperio de juguetes más grande del planeta tuviera todo tipo de relatos, muchos surrealistas, otros sorprendentes, y otros posiblemente jamás se sabrán.

Advertisement

Lazarus fue uno de los grandes empresarios de su tiempo, uno que fue capaz de expandir una tienda de muebles para bebés que tenía en una juguetería. En unas décadas, hacia finales de los 70, había creado una megatienda de juguetes lo suficientemente grande como para convertirse en una empresa pública.

En su apogeo en los años 80 y 90, era la juguetería más importante de Estados Unidos, y probablemente del mundo. Su fuerza creció a medida que las competidoras Kiddie City y Child World se fueron a la quiebra. Aquello fue un momento de la historia donde los niños de medio mundo se autoproclamaron los “niños de Toys R Us”, y donde los padres pasaban las mañanas de un fin de semana paseando a sus críos por los pasillos de los establecimientos.

Image: Wikimedia Commons

Advertisement

El estallido de la burbuja de las puntocom en los 90 y la aparición de EToys, la empresa de juguetes de Internet fundada en 1997, lo cambió todo para la compañía. Ante la necesidad de una estrategia rápida en la red, Toys R Us firmó una costosa sociedad con Amazon en el 2000. El acuerdo, uno de los primeros de su tipo, otorgó a Amazon los derechos exclusivos para vender los productos de Toys R Us en su sitio web. Toys R Us le pagó aproximadamente 50 millones de dólares al año.

Sin embargo, no consiguió la exclusividad que esperaba de la operación. Amazon creó un mercado donde comenzó a vender marcas de juguetes de otros. Toys R Us demandó a la empresa de Bezos, pero la disputa legal la retrasó económicamente y la dejó aún más atrás en sus esfuerzos por ser alguien en el comercio electrónico.

Posiblemente, cadenas de descuento como Walmart, Target o Kmart pusieron la última pica al ataúd de la compañía en Estados Unidos, llegando a ese fatídico 18 de septiembre de 2017 donde se declaraban en bancarrota en el país. Mientras la cadena se prepara estos días a abrir las puertas de sus establecimientos con todo tipo de descuentos y ofertas para acabar con el mayor número de stock, nosotros hemos querido recordar algunas de las anécdotas más bizarras o diferentes. Empezamos:

Los inicios de Pixar ligados a Toys R Us

La creación de anuncios fue una parte muy importante de la historia inicial de Pixar. A partir de 1989 comenzaron a realizar trabajos para marcas muy populares como Trident, Listerine, McDonalds o, por supuesto, Toys R Us.

Esta parte de la historia de los maestros de la animación fue crucial, ya que además de proporcionarles ingresos, las creaciones ayudaron al personal a perfeccionar sus habilidades y formar un equipo de producción para futuros cortos y largometrajes. El vídeo que tienen encima fue la primera colaboración, “Grand Opening”, de 1991.

Advertisement

Los Ángeles del Infierno contra Toys R Us (por culpa de un yo-yo)

Image: WC

El famoso club de moteros de origen estadounidense, considerado una organización criminal en el país, demandó a la compañía de juguetes. ¿La razón? El colectivo alegaba que el diseño de ciertos yoyos vendidos por la tienda infringía la marca del logotipo del club.

Advertisement

Y es que, efectivamente, los Ángeles del Infierno tienen marcas registradas en varias versiones del logotipo. Ambas partes resolvieron el caso y la demanda fue desestimada con perjuicio. Por cierto, los términos del acuerdo se desconocen.

Un gigantesco teatro del siglo XIX bajo una tienda de juguetes

Image: WC

Advertisement

Ocurrió hace dos años. Los trabajadores de la construcción de un Toys R Us en Times Square ubicado entre Broadway y la calle 44 desenterraron los restos de un teatro construido originalmente en la zona: el Olympia Theatre, de más de 120 años de antigüedad.

Roofman, el ladrón que vivía en un Toys R Us

Image: Sufija Djukic

Advertisement

La historia la contamos hace un tiempo. Un ladrón que trajo de cabeza a la policía de Estados Unidos fue capaz de construirse una pequeña guarida que daba acceso a un establecimiento de la compañía en el condado de Mecklenburg.

Conocido como Roofman, el hombre aprovechaba el cierre del local para dar rienda suelta al “niño” que llevaba dentro. Cientos de metros cuadrados de juguetes con los que disfrutar a solas… hasta que fue descubierto.

Un sistema de defensa contra misiles basado en los juguetes de Toys R Us

Image: Iron Dome (Wikimedia Commons)

Advertisement

Una de las historias más rocambolescas tiene que ver con Israel y la cadena. Al parecer, uno de los coches de juguete que vendían en exclusiva inspiró a los desarrolladores a construir el Iron Dome, la llamada Cúpula de Hierro, un sistema de misiles utilizado por Israel y diseñado para interceptar y destruir cohetes de corto alcance y proyectiles artilleros lanzados desde una distancia de 4 a 70 kilómetros.

Uno de sus desarrolladores explicó que debido a limitaciones de tiempo y presupuesto, algunos de los componentes del misil original fueron tomados de un coche de juguete que había comprado para su hijo en una tienda local de Toys R Us.

Cómo evitar a los coleccionistas más voraces

Lo contaban hace unos años algunos trabajadores. Hay coleccionistas que se enteraban de la llegada de ediciones raras antes que el resto del público. Lo que la cadena averiguó es que la mayoría luego las vendían en eBay por un precio más alto.

Advertisement

¿Solución? La cadena guardaba parte de ese stock para sacarlo un poco más tarde.

El mítico Doom y su relación con Toys R Us

Image: WC

Advertisement

El popular shooter en primera persona, Doom, también le debe una pequeña parte de su éxito a la compañía de Lazarus. Las texturas para la escopeta, la pistola y la motosierra en Doom son realmente fotos; la pistola y la escopeta fueron instantáneas de pistolas de juguete compradas en Toys R Us, la motosierra en cambio la tomaron de la novia del diseñador del videojuego, Tom Hall.

La hora silenciosa

Ocurrió hace dos años. Varias sucursales de Toys R Us en todo el Reino Unido celebraron la denominada como “hora tranquila” en la mañana del domingo 6 de noviembre, dirigida a padres y cuidadores de niños con autismo.

Advertisement

¿Por qué? La idea era ofrecer un entorno de compras más tranquilo de lo que suele ser habitual. Las tiendas pasaron a atenuar las luces y redujeron la cantidad de iluminación fluorescente. También eliminaron la música y los típicos anuncios que suelen lanzar por los altavoces.

Demanda a Sierra por hacer un “Droids R Us” virtual

Image: WC

Advertisement

La famosa compañía de juegos para PC, Sierra On-Line, fue demandada por Toys R Us en referencia a la tienda de ficción “Droids R Us” que se encontraba dentro del juego Space Quest.

¿Resultado? Sierra lo cambió por “Droids B Us”. Por cierto, posteriormente Sierra también recibió la llamada de la mítica banda ZZ Top. Al parecer, el juego tenía una banda en un escenario que se parecía a ellos (imagen arriba).

[Wikipedia]