Una actualización de software más allá de simplemente incorporar nuevas funciones y un cambio de look, implementa nuevas medidas de seguridad en el sistema. En el caso de iOS 9 no es excepción, dado que corrige un peligroso fallo de seguridad que permite a un atacante instalar malware vía Bluetooth.

El fallo fue descubierto por un investigador de seguridad australiano llamado Mark Dowd, quien logró demostrar que gracias a este bug cualquier atacante con los conocimientos necesarios podía saltarse las medidas de seguridad impuestas por Apple y aprovecharse de la función AirDrop para instalar malware y cualquier tipo de aplicación en un iPhone o iPad de forma remota.

El usuario ni siquiera tiene que aceptar la instalación o marcar que confía el autor de la aplicación en su dispositivo. Todo lo hace el atacante.

Demostración en vídeo del fallo:

Por supuesto, Dowd notificó a Apple hace algunas semanas, y aunque desde Cupertino no han querido comentar al respecto el mismo investigador asegura que Apple ya corrigió el fallo en iOS 9, por lo que insta a todos los usuarios de iPhone y iPad a actualizar a la nueva versión del sistema operativo. [vía Wired]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)