Paul Allen se ha convertido en el centro de una investigación en las Islas Caimán. El motivo es que el yate del empresario y cofundador de Microsoft (junto a Bill Gates) podría haber destrozado el 80% de un arrecife de coral protegido.

Advertisement

Seg√ļn las primeras investigaciones, el da√Īo lo ha ocasionado la cadena del ancla al arrastrarse sobre el arrecife. El yate de Allen, conocido como Tatoosh no es precisamente peque√Īo. Mide 92 metros de longitud y tiene piscina cubierta, un sal√≥n con chimenea de piedra caliza francesa, una sala de cine, y hasta dos helic√≥pteros. Para operar necesita una tripulaci√≥n de 30 personas, y ocupa el puesto 49 en la lista de embarcaciones de recreo m√°s grandes del mundo.

El superyate hab√≠a fondeado en una zona supuestamente permitida por las autoridades locales, pero un buceador advirti√≥ a los tripulantes del barco de que la cadena estaba provocando grandes da√Īos en la zona. El barco se desplaz√≥ inmediatamente a otra zona, pero los primeros c√°lculos estiman que el 80% del √°rea protegida podr√≠a haberse perdido (1.300 metros cuadrados).

Advertisement

La compa√Ī√≠a de Allen, Vulcan Inc, ha emitido un comunicado asegurando que la posici√≥n de amarre era la indicada por las autoridades de las Islas Caim√°n, y que el da√Īo en el arrecife se ha exagerado. La compa√Ī√≠a, de hecho, colabora con las autoridades locales en medir el alcance del destrozo y colaborar en su restauraci√≥n.

No es la primera vez que se produce un incidente similar con un superyate. Boat International apunta que el pasado a√Īo se acus√≥ a otra embarcaci√≥n de gran tama√Īo de provocar da√Īos en uno de los preciados arrecifes, pero no se pudo demostrar su participaci√≥n en el incidente. [Boat International v√≠a Business Insider]

Fotos: Tatoosh, fondeado en La Rochelle y Ciudad del Cabo. Wikimedia Commons

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)