Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Algunos trucos muy útiles para sacarle todo el partido a un monitor ultra panorámico

Un monitor Lenovo Legion Y44w-10.
Un monitor Lenovo Legion Y44w-10.
Foto: Gizmodo

Somos muchos los que llevamos tiempo trabajando con dos monitores. Es algo que no aprecias de verdad hasta que no pruebas, pero la rutina de trabajar con dos pantallas también puede mejorarse. El siguiente nivel se llama monitor panorámico, y aquí vamos a explicar algunos trucos para sacarle partido.

Advertisement

Los monitores panorámicos o ultrapanorámicos son precisamente eso, pantallas con longitudes en horizontal realmente exageradas. Algunos tienen una relación de aspecto de 21:9, pero los hay incluso de 32:9 o 32:10. El Dell Ultrasharp U3818DW de 38 pulgadas, el Samsung C49RG9 de 49 o el Lenovo Legion Y44w-10 de 43,4 son solo tres ejemplos.

El Samsung C49RG9
El Samsung C49RG9
Foto: Samsung
Advertisement

Normalmente se trata de monitores curvos, lo que tiene sentido para no tener que girar mucho la cabeza. Usar uno puede ser un poco extraño al principio. Te sientes rodeado por un mar de píxeles. Sin embargo, una vez ajustas el espacio de trabajo descubres que la diferencia con un monitor normal es abismal.

Lo primero, hablemos de las aplicaciones que funcionan especialmente bien en estos monitores. La primera es una indispensable de muchas personas que trabajan en medios de comunicación o redes sociales: TweetDeck. En un monitor de estos puedes llegar a tener hasta 12 columnas actualizándose al mismo tiempo, que casi es más información de la que podemos procesar.

Advertisement
Demasiados tuits...
Demasiados tuits...
Foto: Gizmodo

Los editores de vídeo como Adobe Premiere Pro también suelen brillar con luz propia en este tipo de monitores porque permiten visualizar mejor la línea de tiempo de vídeo y encima nos permiten tener a la vista todas las herramientas: previsualización, filtros, efectos, navegador de archivos... Lo mismo ocurre con editores de imágenes tipo Photoshop en los que abundan las ventanas flotantes.

Advertisement

Los monitores ultrapanorámicos también suelen hacer las delicias de los gamers. No todos los juegos están optimizados para funcionar a estas resoluciones tan extrañas, pero cuando lo hacen la experiencia inmersiva es sorprendente. Algunos de los juegos compatibles con estas pantallas son: Red Dead Redemption 2, Assassin’s Creed Odyssey, Forza Horizon 4, No Man’s Sky, o Sea of Thieves.

No todo funciona tan bien en estas pantallas. Las páginas web no se benefician en nada de tener más espacio horizontal, mientras que la mayoría de los programas y series de televisión mostrarán bandas negras a los lados de la pantalla cuando las veas a pantalla completa. Las películas funcionan mejor, ya que la mayoría ahora tienen una relación de aspecto cercana a 21: 9.

Advertisement

Además de los juegos y las aplicaciones que hemos mencionado, el principal beneficio de una pantalla ultra panorámica es el mismo que para una configuración de monitor dual: mayor productividad. Puedes abrir tres o más ventanas al mismo tiempo, lo que significa menos saltos entre aplicaciones y pestañas del navegador. En otras palabras: pasas más tiempo haciendo algo útil.

Advertisement

Si usas Windows, hay una función ‘instantánea’ que puedes aprovechar en una pantalla ultra ancha (o incluso en cualquier pantalla): arrastra la barra de título de una ventana hacia el extremo izquierdo o derecho del monitor, y se acoplará automáticamente a un lado u otro de la pantalla, ocupando exactamente la mitad del espacio disponible. También puedes usar las teclas de dirección: mantén presionada la tecla Windows y luego pulsa Izquierda o Derecha para ajustar la ventana actual a ese lado.

Los que uséis Mac podéis aprovechar una función muy similar llamada Vista Partida. Para activarla basta con mantener pulsado el botón verde de una ventana y arrastrarla al lado en que queramos dejarla. Solo funciona para dejar ventanas en una mitad o en otra.

Advertisement

La opción de trabajar a pantalla partida es fantástica, pero en un monitor ultra panorámico probablemente quieras más, y ese algo mas es trabajar con aplicaciones formando columnas. Las PowerToys de Windows 10 incluyen una herramienta llamada FancyZones que permite separar el monitor en zonas que ajustan el tamaño de las ventanas a esas proporciones.

Las opciones de la aplicación Magnet en Mac OS.
Las opciones de la aplicación Magnet en Mac OS.
Captura de pantalla: Gizmodo
Advertisement

Si usas Mac o buscas funciones adicionales en Windows, la aplicación que necesitas se llama Magnet. Cuesta alrededor de dos dólares, pero merece mucho la pena. Permite seleccionar una ventana y darle automáticamente unas dimensiones y posición con solo elegir la que necesitemos de un menú desde la barra de herramientas.

Merece la pena mencionar que a veces estas aplicaciones ni siquiera son necesarias porque los fabricantes de estos monitores tienen software propio con funciones muy similares. Algunas pantallas incluso permiten tener ventanas con diferentes fuentes de vídeo funcionando al mismo tiempo. Sí, es posible tener la Xbox funcionando en una mitad y el PC en la otra.

Advertisement

Al final de lo que se trata es de tener más flexibilidad a la hora de trabajar añadiendo espacio a la pantalla. La pega, por supuesto, es que estos monitores no son en absoluto baratos y ademas hace falta un equipo relativamente potente para poder mover tantos píxeles sin tirones. En realidad la mayor parte de PCs actuales pueden hacerlo. Si tu presupuesto te permite comprar uno de estos piénsalo. Casi nadie se arrepiente de la inversión.

Texto original escrito por David Nield para Gizmodo. Traducción al español: Carlos Zahumenszky.

Share This Story

Get our newsletter