Paul E. Jacobs, presidente ejecutivo de Qualcomm

Apple ha demandado a Qualcomm por nada menos que mil millones de d√≥lares. Las cosas a√ļn se pod√≠an poner m√°s feas para el fabricante de chips en la misma semana que el gobierno de Estados Unidos le acus√≥ formalmente de maniobras anticompetitivas como proveedor de Apple.

Aunque sea m√°s conocida por sus procesadores y m√≥dems inal√°mbricos para smartphones, Qualcomm hace la mayor parte de su dinero licenciando sus patentes. Esta semana la Comisi√≥n Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) ha acusado a la compa√Ī√≠a de aprovechar su posici√≥n dominante como proveedora de m√≥dems para cobrar un precio excesivo por esas patentes.

Las patentes de Qualcomm son esenciales para los est√°ndares de la industria, por lo que deben ser licenciadas en condiciones justas, razonables y no discriminatorias. Sin embargo, y seg√ļn la FTC, Qualcomm estaba forzando a sus clientes a usar los m√≥dems de la casa cobr√°ndoles una tarifa desproporcionada por las patentes si optaban por el producto de la competencia, lo que hac√≠a que para el cliente fuera siempre m√°s caro comprar el m√≥dem del competidor.

Qualcomm neg√≥ las acusaciones de la FTC diciendo que estaban basadas en ideas err√≥neas sobre la industria de la tecnolog√≠a m√≥vil. Sin embargo, Apple colabor√≥ con las autoridades explicando los detalles de un acuerdo de exclusividad que manten√≠a con Qualcomm gracias al que obten√≠a descuentos por las patentes. El acuerdo termin√≥ el a√Īo pasado y por eso el iPhone 7 es el primero que usa tambi√©n m√≥dems de Intel.

Ahora Apple demanda a Qualcomm por mil millones de d√≥lares, la cantidad que el fabricante de m√≥dems supuestamente retuvo como represalia contra la due√Īa del iPhone por haberse ido de la lengua. Qualcomm ya hab√≠a sido multada por 853 millones de d√≥lares en Corea del Sur y por 975 millones de d√≥lares en China por sus pr√°cticas anticompetitivas. [CNBC v√≠a The Verge]