Craig Federighi presenta las videollamadas grupales de FaceTime durante la WWDC de 2018
Foto: Marcio Jose Sanchez (AP)

Era el fallo más grave que pudieras imaginar y no solo se hizo público antes de que estuviera arreglado: se hizo viral. Apple ha decidido desactivar las llamadas grupales de FaceTime después de que alguien descubriera cómo usarlas para espiar a través del micrófono y la cámara de otros usuarios.

El fallo, reportado en primer lugar por 9to5Mac, permitía escuchar a través del micrófono de los usuarios de FaceTime antes de que estos respondieran a tu llamada. Para activarlo, solo tenías que llamar a un usuario, pulsar el botón “Añadir persona” y marcar el número que originó la llamada; es decir, tu propio número de teléfono. Este simple exploit te permitía oír al otro usuario sin su permiso, pero eso era solo la mitad del problema.

Si el usuario al que estabas llamando decidía silenciar la llamada con el botón de bloqueo, entonces perdías acceso a su micrófono pero podías ver a través de su cámara frontal. El doble fallo de seguridad fue confirmado por nuestros compañeros de Gizmodo. Afectaba a cualquiera que tuviera FaceTime en algún dispositivo iOS 12.1 o incluso en un Mac. En Mac, de hecho, las llamadas suenan durante más tiempo que en iOS, por lo que el potencial para espiar las conversaciones de un usuario era mayor.

Apple dijo a Reuters que conocía el problema y que liberaría una actualización de software para solucionarlo esta misma semana. De momento, la compañía ha decidido desactivar completamente las llamadas grupales de FaceTime para que nadie pueda reproducir el exploit. Puedes ver en la página de estado de los sistemas de Apple si el servicio está online.

Advertisement

No ha sido la semana más oportuna para un fallo de este calibre. Apple se encuentra en medio de una guerra fría contra Facebook en la que intenta convencer a los consumidores de la importancia de la privacidad. Hace unos días, la compañía dio la bienvenida a los asistentes del CES en Las Vegas con un gigantesco anuncio del tamaño de la fachada de un edificio que decía: “Lo que pasa en tu iPhone se queda en tu iPhone”.