La pantalla OLED sin marcos es uno de los mayores atractivos del iPhone X. Según una serie de rumores a los que ha tenido acceso Nikkei, Apple se propone dotar de ese atractivo a otros smartphones de su catálogo, y además va a hacerlo a lo grande: con una diagonal de 6,3 pulgadas.

Seg├║n estas informaciones, la compa├▒├şa prepara tres nuevos smartphones para 2018. Lo que no queda claro es si se trata de modelos que heredan el dise├▒o del iPhone 8, o del iPhone X. En principio lo m├ís atractivo (y lo que tendr├şa m├ís sentido) es lanzar un iPhone X m├ís grande aprovechando su ausencia de marcos (el modelo actual tiene 5,8 pulgadas), pero de momento solo se puede especular al respecto.

Parece ser que tambi├ęn hay un tercer terminal con pantalla LCD de 6,1 pulgadas y la parte posterior de metal, lo que indicar├şa que Apple dejar├í un modelo m├ís tradicional y asequible para pasar el resto de su gama a OLED. [Nikkei v├şa CNBC]