Apple ha renovado hoy dos de sus equipos más olvidados: el MacBook Air y el Mac mini, que no veía un lanzamiento desde 2014. El nuevo mini viene en un color gris oscuro que Apple llama gris espacial y tiene un rendimiento muy mejorado a cambio de un precio más elevado que el de su predecesor.

En primer lugar: componentes modernos. El Mac mini de 2018 se puede configurar con cuatro o seis n√ļcleos Intel de octava generaci√≥n y hasta 64 GB de memoria RAM DDR4 de 2666 MHz (en m√≥dulos SO-DIMM que, esta vez s√≠, puedes ampliar por tu cuenta). Todos los modelos vienen con un SSD ultra-r√°pido de hasta 2 TB de capacidad y ofrecen una amplia conectividad:

  1. Cuatro Thunderbolt 3 con puerto USB-C
  2. Dos puertos USB-A
  3. Un HDMI 2.0
  4. Ethernet de hasta 10 Gbps

Apple asegura que este Mac mini es cinco veces m√°s r√°pido que su predecesor, pero no todos los modelos a la venta iguales. El modelo b√°sico viene con 8 GB de RAM, un SSD de 128 GB y un Intel Core i3 de cuatro n√ļcleos a 3,6 GHz, y cuesta 800 d√≥lares (frente a los $500 del modelo b√°sico de 2014). Si el precio no es problema, puedes ampliar el procesador hasta un potente Intel Core i7 con seis n√ļcleos de hasta 4,6 GHz.

El nuevo Mac mini se puede reservar ya en la web de Apple.