Foto: Gizmodo.

Apple trabaja en un nuevo sistema de control mediante gestos en el aire, al estilo Kinect, para las próximas generaciones del iPhone. La compañía también planea integrar una pantalla curva en sus smartphones, según aseguran fuentes internas a Bloomberg.

Advertisement

El iPhone X fue el primer móvil de la compañía en incorporar un panel OLED, pero la compañía tiene en sus planes cambiar esta tecnología por una nueva llamada MicroLED dentro de 3 a 5 años. Sin embargo, antes de dar ese salto en tecnología los iPhones comenzarían a integrar pantallas curvadas de arriba hacia abajo, a diferencia de la mayoría de smartphones de otras marcas que tienen las curvas a los lados.

No obstante, la nueva tecnología más interesante en la que trabaja Apple es un sistema de control por gestos sin necesidad de tocar la pantalla. Una especie de Kinect que permitiría realizar diferentes funciones moviendo la mano en el aire frente al móvil. Estos controles llegarían en uno o dos años a los iPhone.

Tanto Samsung como Microsoft ya implementaron una tecnología similar hace años (con el Galaxy S4 y con Kinect y Windows Phone, respectivamente), pero será muy interesante ver cómo Apple la implementa y si esto anima a más fabricantes a desarrollar sus propios sistemas, como suele pasar cuando el iPhone llega tarde a una tecnología. [vía Bloomberg]