De acuerdo, lo entiendo. Ya veo como funciona. Aparentemente, para prácticamente la policía de todo el mundo es ilegal intentar reparar las llantas de tu propio automóvil con lo que encuentras en un botiquín de primeros auxilios olvidado en la oficina. Bueno, tal vez no sea ilegal, pero es bastante estúpido, y lo de estar bajo la influencia de las drogas mientras conduces, esa parte sí es ilegal. El conductor de un Mercedes en Mission Viejo, California, aprendió toda esta lección de una sola vez.

El joven de 26 años fue visto por un transeúnte alrededor de las 6 a.m., donde el Mercedes-Benz M-class de mediados de la década de 2000 estaba estacionado a un lado de la carretera. Junto al automóvil, rodeado de muchos envoltorios pequeños, estaba el conductor, que intentaba reparar dos neumáticos severamente dañados con gasa y tiritas.

Advertisement

No está claro si el conductor advirtió a la policía que se acercaba diciendo “¡OFICIALES, LO ESTAMOS PERDIENDO! ¡DÉJENME TRABAJAR!” Y luego procedió a intentar dar un RCP a las llantas, pero lo que está claro es que no puedes detener un escape de aire de las llantas con gasa como si fuera sangre, en parte porque el aire no coagula, y en parte porque ¿qué clase de idiota hace eso?

Para ser honestos, me gusta que parezca que la gasa ha hecho su trabajo en la llanta. Lo que realmente me gustaría saber es si el conductor ya tenía los suministros médicos con él o si salió específicamente a comprarlos para tratar de reparar el neumático.

El hombre fue finalmente arrestado por la policía de Mission Viejo bajo sospecha de estar bajo la influencia de drogas, aunque es posible que la policía lo hiciera solo por tener un detalle, para que el tipo pudiera tener una explicación razonable de por qué es tan idiota.