A mediados del mes de abril se filtró que un remake (o remasterización) de la mítica saga de juegos Gears of War está en desarrollo. A Microsoft no le gustó nada la filtración, por lo que han suspendiento por completo las cuentas en Xbox Live de quienes filtraron la información. (Actualización: Microsoft ha negado en un comunicado haber suspendido cuentas de jugadores).

En las horas de la tarde de este jueves 14 de mayo, nuestros compañeros de Kotaku obtuvieron un correo electrónico de la empresa VMC Games (responsable de probar este remake de Gars of War) en el que aseguraban que el castigo que recibirían sus probadores (betatesters) incluía la suspensión de su cuenta de Xbox Live, además del bloqueo completo del uso de su consola Xbox One, quedando como un “ladrillo”, inútil, lo que parecía bastante severo y casi irreal.

Horas más tarde, Kotaku recibió declaraciones oficiales por parte de Microsoft, en las que desmienten lo que mencionaba VMC, y aclarando cómo es, realmente, el castigo a los filtradores. Porque claro que lo habrá:

“Quienes violan términos de uso que aceptan al crear una cuenta de Xbox Live, cometiendo una infracción [como filtrar detalles de un juego que no ha salido], serán sancionados con la suspensión inmediata, definitiva e irrevocable de su cuenta de Xbox Live, pero eso no quiere decir que la consola Xbox One quede inutilizada. De hecho, podrán seguir usándola, solo que de forma offline [sin estar conectado a la web].”

Es más que curioso que VMC haya afirmado que la consola quedaría inutilizada, si estos no eran los planes de Microsoft, aparentemente. De cualquier forma, intentar usar la consola sin estar conectado a Xbox Live la limita muchísimo, dado que no podrá actualizar los juegos, jugar en línea (multijugador) o acceder a títulos con conexión constante como Destiny o Forza.

Advertisement

A continuación encontrarás el artículo original sobre el tema, antes de recibir las declaraciones de Microsoft.

Artículo original, sin actualizar

La empresa VMC Games ha sido la encargada de contratar a beta-testers (probadores) para que prueben la versión remasterizada del primer Gears of War, y muchos han decidido que era buena idea subir vídeos a la web y capturas de pantalla mientras se mantuvieran “anónimos”, algo que no lograron. Tanto VMC como Microsoft ha notificado a los responsables de la filtración que esto tendría consecuencias, y ya las están tomando.

Advertisement

El castigo impuesto es el bloqueo definitivo de la cuenta de Xbox Live de cualquier usuario involucrado, y el bloqueo de la consola por tiempo indeterminado. Sí, Microsoft inutilizará sus Xbox One hasta por tiempo indefinido, hasta que ellos mismos decidan que es prudente. En Kotaku se han hecho con el correo electrónico en el que VMC confirma este castigo, y entre lo más relevante dice:

“El hecho de que la filtración se haya dado a través de Xbox One va en contra de nuestra políticas que aceptaste al crear una cuenta de Xbox Live, o cualquier otro tipo de cuenta Microsoft. Lo que nos ha llevado a eliminar de forma definitiva la cuenta de Xbox Live del usuario que filtró la información, además de bloquear cualquier otro de los privilegios de usar Xbox One, lo que quiere decir que las consolas Xbox One involucradas en el evento estarán completamente inutilizadas hasta que Microsoft considere prudente”.

De nuevo, no deja de sorprenderme que se trata de consolas cualquieras, de uso personal, y no de desarrollo o debug. Aún así, parece que Microsoft puede bloquear con un solo clic en sus servidores a una Xbox One e inutilizarla, si te atreves a filtrar el más mínimo detalle de uno de sus juegos. [vía Kotaku]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)