Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Así serán los nuevos teléfonos con Android, quieran los fabricantes o no

Imagen: Google

Google se ha puesto seria. La compañía aún controla el software de la gran mayoría de teléfonos Android que salen al mercado, y el último documento de requisitos para fabricantes incluye una serie de imposiciones orientadas a reducir la fragmentación, ayudar a los usuarios a desconectar, unificar los gestos de navegación y poner límites a la moda de los teléfonos para gaming.

Las tres medidas de Google contra la fragmentación

El código fuente que publica Google con cada versión nueva de Android sufre una serie de cambios antes de llegar al usuario final. Primero, los proveedores de chips como Qualcomm, Samsung, Huawei y MediaTek modifican el software para que sea compatible con su hardware. Luego, estos entregan la versión modificada del código a los fabricantes de dispositivos, que a su vez lo modifican para incluir su capa de personalización. A continuación, los fabricantes realizan pruebas de compatibilidad internas y con sus socios operadores. Finalmente, la nueva versión de Android se pone a disposición de los usuarios a través de una actualización on-the-air (OTA).

Advertisement

Este proceso puede llevar semanas o incluso meses, lo que facilita la famosa fragmentación de versiones. Se conoce como “fragmentación” a un panorama en el que muchos dispositivos activos usan versiones diferentes de Android y, por lo tanto, tienen distintos niveles de seguridad. Como te puedes imaginar, Google no es el cuello de botella de este proceso, pero sí el principal responsable de que la situación no se llegue a producir. Por eso, la compañía ha venido implementando una serie de cambios en Android para reducir la fragmentación.

El primer cambio importante fue Project Treble, una nueva arquitectura de Android introducida con Android Oreo. Project Treble modularizó el sistema operativo de manera que los proveedores de chips contaran con una interfaz separada del núcleo central de Android para efectuar sus cambios. Esto no solo aumenta la seguridad del núcleo central, sino que permite a los fabricantes de dispositivos actualizar las partes improtantes de Android sin tener que esperar a que los proveedores de chips actualicen el código de su implementación.

El segundo cambio se llama Project Mainline. Fue anunciado en mayo y está llegando a nuestros dispositivos con Android 10. Si Project Treble mejoraba la seguridad del sistema saltándose a los proveedores de chips, Project Mainline hace lo mismo saltándose directamente a los fabricantes de dispositivos. En esencia, permite a los usuarios actualizar los componentes principales del sistema tal y como se actualizan las aplicaciones: a través de Google Play. Por ahora, las nuevas “actualizaciones del sistema de Google Play” soportan tres tipos de componentes: componentes de seguridad (códecs, multimedia, DNS...), componentes de privacidad (permisos, notificaciones, almacenamiento...) y componentes de consistencia (zona horaria, redes...). En versiones futuras de Android, Google podría controlar más partes del sistema.

Advertisement

El tercer cambio está orientado principalmente a los desarrolladores, y son las Actualizaciones Dinámicas del Sistema (DSU). Introducidas en Android 10, las DSU permiten probar nuevas versiones de Android sin borrar los datos del dispositivo ni desbloquear el gestor de arranque del fabricante. Las DSU son versiones básicas de Android que se instalan fácilmente y desaparecen al reiniciar. Además de parches, Google permitirá instalar como DSU las actualizaciones de los fabricantes, lo que significa que en el futuro podremos probar la estabilidad de nuevas versiones sin miedo a experimentar.

Google tiene sus esperanzas puestas en Android 10 para reducir la fragmentación, pero Project Treble llegó en 2017 y no logró un gran impacto en la distribución de versiones de Android. Los últimos datos oficiales son de mayo de 2019, cuando Android 8 Oreo estaba instalado en el 28% de los dispositivos y Android 9 Pie apenas llegaba al 10% de los terminales activos.

Advertisement

Android 10 para todos a partir de febrero

Además de implementar cambios de arquitectura en Android, Google tiene la capacidad de obligar a los fabricantes a instalar las últimas versiones del sistema en sus nuevos dispositivos. Si bien Android Open Source Project (AOSP) es un proyecto de código abierto, Google puede imponer sus propias reglas a los socios que instalen sus servicios, que son la gran mayoría.

Advertisement
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

XDA Developers ha tenido acceso al nuevo documento de requisitos de Google Mobile Services. Este establece que el 31 de enero de 2020 será la última fecha en la que Google apruebe nuevos dispositivos con Android 9 Pie. A partir del 1 de febrero, los teléfonos y tablets con Android tendrán que llevar instalada la versión 10. La medida afecta a todos los dispositivos que pasen por el proceso de certificación de Google desde esa fecha, pero no significa que todos los dispositivos que se lancen a partir de entonces vayan a tener Android 10 (los que sean aprobados antes de febrero todavía podrían llegar con Android 9 Pie).

Advertisement

En cuanto a los dispositivos que actualmente tienen Android 9 Pie, podrán seguir actualizándose hasta el lanzamiento de Android 11, que se espera para agosto de 2020. Desde esa fecha, solo podrán actualizarse a Android 10.

Saber si un dispositivo viene con Android 10 instalado va a ser muy sencillo porque Google exigirá a los fabricantes actualizar el logo que aparece en pantalla durante el arranque. El mensaje “Powered by Android” aparecerá junto al nuevo logo de Android, de un verde más moderno y con una tipografía más accesible.

Advertisement

Nuevas aplicaciones instaladas por defecto

El documento de requisitos de Google Mobile Services también establece las aplicaciones que irán preinstaladas en los nuevos dispositivos con Android 10. Según 9to5Google, la lista incluye Google Play Store, Google Search, Google Chrome, Google Drive, Gmail, Google Duo, Google Maps, Google Photos, Google Play Movies, YouTube y YouTube Music. Si Google Duo reemplazó a Hangouts en noviembre del año pasado, YouTube Music reemplazará a Google Play Music a partir del mes que viene. Además, los dispositivos Android 10 serán capaces de conectarse a un coche compatible con Android Auto sin instalar ninguna app.

Advertisement
Captura de pantalla: Google

Pero eso no es todo. Con Android 10, Google obligará a los fabricantes a incluir en sus dispositivos la aplicación Bienestar digital o una alternativa que registre los hábitos del usuario y lo ayude a desconectar. Si un fabricante decide implementar su propia solución, esta deberá ofrecer al menos las siguientes estadísticas: tiempo total de encendido de la pantalla, número de veces que se desbloquea el teléfono y cantidad de notificaciones que se reciben. Además, esta herramienta deberá desglosar las estadísticas por aplicación, día y hora, y almacenar datos históricos de uso durante un mínimo de una semana.

Advertisement

Bienestar digital fue lanzada en 2018 como una función exclusiva de los Pixel y, además de extenderse a otros Android, ha ido añadiendo funciones nuevas como el monitoreo del tiempo que pasas en ciertas webs y el modo Focus (en fase beta) que te permite bloquear aplicaciones temporalmente. Una de sus grandes bazas es la integración con Family Link, que permite a los padres controlar el tiempo que pasan sus hijos con el móvil. Según XDA Developers, el nuevo documento de requisitos de Google Mobile Services obliga a los fabricantes a implementar un sistema de control parental similar, por lo que todos los Android acabarán teniendo una solución parecida a Bienestar digital.

Nuevos gestos de navegación al estilo iPhone

Los teléfonos sin bordes están cambiando la forma en que interactuamos con el sistema. El iPhone X sustituyó el botón de inicio de los iPhones por una serie de gestos de navegación (similares a los de la difunta Palm Pre) que Google está calcando ahora en Android 10. Según 9to5Google, los fabricantes de teléfonos no solo tendrán que incluir esos gestos de navegación en Android 10, sino que deberán ocultar cualquier otro sistema de gestos para que los de Google se conviertan en los “oficiales” y puedan persistir entre dispositivos.

Advertisement

El documento de requisitos de Google Mobile Services especifica que los gestos personalizados no podrán mostrarse durante la configuración del sistema, ni activarse de manera predeterminada, pero podrán aparecer en los ajustes. Además, todos los dispositivos tendrán que venir con la configuración clásica de tres botones de navegación como una opción seleccionable por el usuario.

Gif: Google
Advertisement

Esto deja a los dispositivos Android 10 con dos opciones por defecto. Por un lado, la botonera tradicional atrás / inicio / multitarea. Y por otro, los nuevos gestos de navegación de Android 10 basados en una barra alargada en la parte baja de la pantalla: desliza la barra hacia la derecha o la izquierda para ir hacia atrás o adelante, desliza la barra hacia arriba para volver a la pantalla de inicio y desliza la barra hasta la mitad de la pantalla para ver las aplicaciones recientes.

Otra de las implicaciones del nuevo sistema es que deja atrás los gestos de navegación híbridos de Android 9 Pie. Era la opción por defecto en los Pixel, que permitía usar gestos pero también incluía el botón atrás y un botón de inicio.

Advertisement

USB-C con Power Delivery

La carga rápida es una de las tecnologías que más rápido está evolucionando en el ecosistema de Android. Si todavía cargas tu teléfono a 5 W, te sorprenderá ver este vídeo de un prototipo de Xiaomi cargándose a 100. Con esa potencia, puedes realizarle una carga completa a una batería de 4000 mAh en apenas 17 minutos. El problema es que muchos fabricantes implementan tecnologías propietarias, lo que significa que solo funcionan con el cable que viene incluido en la caja.

Advertisement

Para acabar con esta creciente incompatibilidad, Google requerirá a los fabricantes que usen un puerto USB-C compatible con Power Delivery. Power Delivery o USB-PD es un estándar de carga rápida que teóricamente puede entregar hasta 100 W. Sin embargo, pocos fabricantes confían en él, y los que lo hacen, como Samsung, se quedan en una potencia inferior (de 45 W, en el caso del Galaxy Note 10).

Los fabricantes de teléfonos podrán seguir usando sus tecnologías propietarias, pero, en palabras de Google, los puertos USB-C deberán “garantizar una interoperabilidad completa con cargadores que cumplan con las especificaciones USB y tengan un enchufe USB de tipo C”. Es decir: los nuevos teléfonos tendrán que ser compatibles con USB-PD, aunque también usen tecnologías propias.

Advertisement

Teléfonos de gaming certificados por Google

Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement

Los tiempos de Angry Birds han quedado atrás. Con 100 millones de descargas en apenas una semana, Call of Duty Mobile se ha convertido en un punto de inflexión para el juego móvil. En este contexto, Google ha creado un nuevo programa de certificación de dispositivos de gaming. Según XDA Developers, la última versión del documento de requisitos de Google Mobile Services cubre una serie de requerimientos técnicos que los fabricantes deberán cumplir si desean declarar sus dispositivos como productos certificados para jugar.

Estos requerimientos están orientados a evitar ciertos comportamientos indeseables como la falta de memoria, el thermal throttling y la pérdida de núcleos de la CPU. Especialmente en el apartado gráfico: para ofrecer “un comportamiento gráfico predecible”, Google pedirá a los fabricantes que “proporcionen APIs gráficas actualizadas y una GPU moderna y de alto rendimiento”. Por ejemplo, todos los dispositivos que se vendan como teléfonos de gaming, ya sean de gama alta o de gama media, deberán soportar la API gráfica Vulkan 1.1 y pasar las últimas pruebas de conformidad de OpenGL ES.

Advertisement

Otras novedades que llegarán con Android 10

  • Un tema oscuro que no se limita a los menús del sistema, sino que oscurece las aplicaciones de Google (como Google Photos, Google Calendar y Google Keep) y las aplicaciones de terceros que lo soporten (como Instagram).
  • Respuestas inteligentes en todas las aplicaciones de mensajería. Puedes contestar a tus mensajes directamente desde la notificación con la función Smart Reply. También puedes abrir enlaces sin entrar en esas apps.
  • Una nueva opción para marcar las notificaciones de ciertas apps como “silenciosas” (siguen apareciendo en pantalla, pero no suenan).
  • Permisos más específicos para las aplicaciones que usan tu ubicación o acceden a tus fotos, y recordatorios para desactivar esos permisos.
  • Nuevos controles sobre los datos que almacena Google de tu actividad en la web y sobre los anuncios que ves en las aplicaciones y cuando navegas.
  • Soporte para audífonos y un amplificador de sonido que filtra el ruido ambiental para mejorar la audición.
  • Una herramienta llamada Live Caption que subtitula cualquier vídeo, incluso los que has grabado tú, en tiempo real (por ahora en fase beta; disponible este otoño en los Pixel y más adelante en otros dispositivos).
Advertisement

Más novedades que podrían llegar tras el Pixel 4 

Captura de pantalla: Rabbit TV (YouTube)
Advertisement

El Pixel 4 está a la vuelta de la esquina. Tratándose del teléfono más filtrado de la historia reciente, tenemos unas cuantas pistas sobre sus novedades de software. Algunas de ellas acabarán llegando, presumiblemente, al resto de Pixels y terminales Android. Estas son las que podemos destacar:

  • Una aplicación que detecta si has tenido un accidente de tráfico. Personal Safety es capaz de predecir si has sufrido un accidente monitorizando el GPS, el micrófono y los datos del acelerómetro de tu teléfono. Luego empieza a sonar y vibrar, preguntándote si estás bien. Si no respondes a tiempo, realiza una llamada automática al número de emergencias.
  • Una grabadora de voz con transcripción automática y buscador. El sueño de todo periodista está a punto de hacerse realidad. La grabadora del Pixel 4 transcribe a texto escrito tus notas de voz e indexa el resultado para que puedas buscar palabras entre los audios. Teniendo en cuenta que el reconocimiento de voz de Google es uno de los mejores, la app promete.
  • Una nueva aplicación de cámara con doble exposición, caras frecuentes y más. Se espera que la cámara del Pixel 4 vuelva a ser uno de sus mayores reclamos. La aplicación de cámara del teléfono permite ajustar manualmente la exposición en dos partes distintas de la toma (por ejemplo, para aclarar la cara de una persona y oscurecer el fondo). También reconoce las caras frecuentes de tus fotos para centrar el énfasis en ellas, guarda la información de profundidad para que las aplicaciones de terceros puedan jugar con ella, introduce una función de “Zoom-in Mic” similar a la del Note 10, previsualiza el HDR inteligente en tiempo real y corrige la distorsión de perspectiva de los selfies con la cámara gran angular.
Advertisement

Está por ver si Google consigue que dos de las grandes novedades de hardware del Pixel 4 (un radar para controlar el sistema con gestos en el aire y un sistema de reconocimiento facial avanzado) lleguen a otros terminales. El Pixel 4 será el primer gran lanzamiento en años sin notch, cámara pop-up o un agujero en la pantalla. Sus sensores frontales están en un borde grueso encima de la pantalla.

Share This Story

About the author

Matías S. Zavia

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 08B1 8FBD 5DA0 45F1 2C2D F329 BD6D 0689 6FB2 7BEBPGP Key