Screenshot: Twitter

Las historias de Snapchat fueron un gran invento. Eran cortas, visuales, espontáneas, adictivas. Desaparecían a las 24 horas. Y estaban diseñadas específicamente para el smartphone: se consumían en vertical, podías ir saltando entre ellas con el dedo, podías contestarlas con un vídeo...

El formato fue un éxito. Funcionó tan bien, de hecho, que hace dos años Instagram copió descaradamente la idea. Y solo fue el principio del plan malévolo de Mark Zuckerberg, que también llevó las historias a Facebook, Facebook Messenger y WhatsApp. Solo las de Messenger, que se llamaban Messenger Day, fracasaron (en realidad se fusionaron con las de Facebook).

Advertisement

Advertisement

En retrospectiva, la jugada fue magistral. Hoy Facebook está aplastando a Snapchat en su propio terreno. Los usuarios pierden engagement en sus snaps y se fugan a Instagram Stories para no volver. Ni siquiera Kylie Jenner, una de las primeras y más importantes embajadoras de Snapchat, pudo resistir la presión. Para colmo, la compañía no da pie con bola.

Pero ¿cuáles son las historias más populares? Aunque no lo creas, las de WhatsApp. Los estados de WhatsApp tienen 450 millones de usuarios activos al día, frente a los 191 millones de usuarios diarios de Snapchat. Según los últimos anuncios de la compañía, las historias de Instagram están segundas, con 300 millones de usuarios diarios, y las de Facebook en la cola (pero rozando a las de Snapchat) con 150 millones de usuarios.

Advertisement

Ayer preguntamos en Twitter cuáles eran, a juicio de nuestros lectores, las stories más populares. El 82% apostó erróneamente por Instagram. Alguno incluso se rió de que las historias de Facebook estuvieran en la lista, porque parecen desérticas. Pero nada más lejos de la realidad. ¿A qué se debe esa dicotomía entre lo que percibimos y los números que presenta Facebook?

Probablemente a la popularidad de WhatsApp en la India. Allí, solo una de cada cuatro personas tiene un smartphone, pero eso significa que hay 300 millones de personas con un smartphone. De esos 300, la mayoría está en WhatsApp (200 millones, según datos de febrero de 2017). Y los indios lo usan para todo: mensajes, llamadas de voz, videollamadas, compartir fake news y, probablemente, engordar las cifras de uso de WhatsApp Status.