Existe la noción (completamente fundada en muchos casos) de que cerrar aplicaciones abiertas que no estemos utilizando ayuda a liberar recursos del sistema y, por tanto, a ahorrar batería. Pues resulta que en iOS no es así exactamente. De hecho, cerrarlas es peor.

La creencia popular tiene su base en la experiencia con ordenadores convencionales. En estos equipos, cuantas más aplicaciones tenemos abiertas, más trabaja el hardware y, por tanto, más energía consume. En iOS, sin embargo, la gestión de recursos se realiza de otro modo. El blogger y ex-genius de Apple Scott Loveless lo explica en su blog:

Lo que poca gente sabe es que cerrar una aplicación en iOS se traduce en un peor rendimiento de la batería si hacemos esto de manera habitual.

Cuando cerramos una aplicación, la eliminamos de la memoria RAM del dispositivo. Esto parece beneficioso, pero en realidad es contraproducente. La próxima vez que abramos la aplicación, el dispositivo tendrá que volver a cargarla en memoria. Este proceso de carga y descarga obliga al móvil o tableta a trabajar más de la cuenta. Además, iOS ya gestiona las aplicaciones abiertas, cerrándolas automáticamente si necesita más memoria. Hacer esto manualmente es duplicar un trabajo que ya hace el dispositivo. Se supone que somos usuarios de un sistema operativo, no su equipo de limpieza.

Las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano, en realidad no se están ejecutando en sentido estricto. A menos que tengamos activada la opción de actualizar los datos de aplicaciones en segundo plano, lo que hace iOS es "congelar" esas aplicaciones en el último punto en el que se estaban ejecutando para que puedan reactivarse rápidamente a petición del usuario. Las únicas aplicaciones que escapan a esta norma y están autorizadas a ejecutarse en segundo plano por defecto son los reproductores musicales, los grabadores de audio, los servicios de localización, y las aplicaciones de llamadas de voz sobre IP, que están a la espera de llamadas entrantes.

En definitiva, que lo que creíamos que le hacía bien a la batería del iPhone o el iPad, en realidad perjudica su rendimiento. Loveless tiene muchos otros consejos sobre gestión de batería en su blog personal. [Overthought vía MacStories]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)