Si pilotar un avi√≥n ya es complejo, en China hay otra dificultad a√Īadida: la contaminaci√≥n. La visibilidad sobre algunas ciudades chinas es tan escasa debido a la contaminaci√≥n que decenas de vuelos sufren retrasos y cancelaciones cada d√≠a. Para evitarlo, el gobierno chino obligar√° ahora a los pilotos nacionales a aprender a aterrizar "a ciegas" (en jerga, land blind), es decir, saber c√≥mo tocar tierra cuando la visibilidad cae por debajo de los 400 metros.

Advertisement

La decisión es otro parche al grave problema de la contaminación en China, aunque esta vez es un parche preocupante. El medida afectará a los pilotos chinos que vuelen con destino al aeropuerto internacional de Pekín desde 10 de las mayores ciudades del país (entre ellas Shanghái, Chengdu o Shenzhen).

El regulador aéreo chino les obligará a obtener la certificación "blind landing category 2", algo que en teoría les acreditará como preparados para aterrizar un avión incluso si no tienen buena visibilidad de la pista por debajo de 400 metros de altura. Con esta técnica, los pilotos utilizan sensores y transmisores de ondas de radio para guiar en el aterrizaje.

Shanghái, por ejemplo, ha sido una de las grandes ciudades chinas afectadas el mes pasado por la contaminación. La escasa visibilidad causó la cancelación de 200 vuelos en 24 horas. Con esta nueva medida China pretende lograr un peligroso equilibrio entre seguridad y funcionamiento normal de los aeropuertos. Veremos si lo consigue. [vía Bloomberg y Forbes]

Advertisement

Foto: El distrito financiero de Pudong, en Shanghái, cubierto completamente de una nube de contaminación el pasado 9 de diciembre. AP