¬ŅC√≥mo cre√≠amos que era el mundo a finales del siglo XV? Cient√≠ficos llevan a√Īos analizando uno de los mapas que, seg√ļn m√ļltiples investigadores, pudo haber estudiado Crist√≥bal Col√≥n antes de su viaje hist√≥rico que le llev√≥ al descubrimiento de Am√©rica en 1492. Muchas partes del mapa eran indescifrables. Hasta ahora.

El mapa es obra del alemán Henricus Martellus, un cartógrafo que trabajó en Florencia a finales del siglo XIV y produjo algunos de los mejores y más detallados mapas de la época. Uno de ellos es el de arriba, visto a través de tecnología de imagen multiespectral, que captura imágenes en determinadas frecuencias del espectro electromagnético. El mapa tal y como lo veríamos a simple vista es el de debajo. El paso del tiempo y su deterioro habían hecho imposible descifrar su contenido. Gracias a los avances en la tecnología multiespectral, investigadores de la Universidad de Yale han podido ahora entender gran parte de sus inscripciones.

Advertisement

El mapa, de 182 cent√≠metros de ancho, fue donado a Yale de forma an√≥nima en 1962. Pero solo ha sido en los √ļltimos a√Īos que un equipo de investigadores de la universidad ha podido realmente descubrir su contenido. Captando im√°genes del mapa en 12 longitudes de onda diferentes y proces√°ndolas con algoritmos de im√°genes, han logrado revelar buena parte de sus secretos

Advertisement

Como explica Chet Van Duzer, responsable del proyecto en Yale, el mapa data de 1491 y muestra c√≥mo los cart√≥grafos cre√≠an que era el mundo en aquella √©poca, desde el Atl√°ntico en el oeste a Jap√≥n al este. Est√° anotado con inscripciones en Lat√≠n que describen diferentes regiones y sus habitantes. Por ejemplo, una peque√Īa anotaci√≥n sobre el noreste de Asia describe a la gente de ‚ÄúBalor‚ÄĚ, que ‚Äúviven sin vino o trigo y subsisten a base de carne de ciervo‚ÄĚ. Otra inscripci√≥n en las regiones del sur de Asia (imagen de la izquierda) describe a los ‚ÄúPanotii‚ÄĚ, gente que ‚Äútiene orejas tan grandes que pueden utilizarlas como sacos de dormir‚ÄĚ.

Michael Cummings, de Yale News, nos ha enviado versiones en alta resoluci√≥n de los mapas y explica c√≥mo algunos de estos textos est√°n inspirados o directamente cogidos de la obra Los viajes de Marco Polo, del siglo XIII. Por ejemplo, el pasaje debajo avisa de criaturas monstruosas (se cree que se refer√≠a a orcas), que Martellus describi√≥ como ‚Äúun monstruo marino que es como el Sol cuando brilla, cuya forma apenas se puede describir, pero cuya piel es suave y su cuerpo enorme‚ÄĚ.

Advertisement

Otra inscripci√≥n (debajo) avisa de ‚Äúgrandes zonas salvajes en las que hay leones, grandes leopardos y muchos otros animales diferentes a los nuestros‚ÄĚ.

Advertisement

El an√°lisis multiespectral del mapa revela tambi√©n que la forma en la que Martellus represent√≥ y dibuj√≥ √Āfrica (en la imagen debajo) estaba basada en fuentes procedentes de Etiop√≠a, en concreto, seg√ļn Cummings, en ‚Äútres delegados et√≠opes que asistieron al Concilio de Florencia en 1441‚ÄĚ. Ese concilio fue organizado por el Papa, quien invit√≥ a los delegados africanos.

Advertisement

El an√°lisis del mapa ha revelado que se dibuj√≥ utilizando diferentes pigmentos, algo que de hecho ha complicado la investigaci√≥n, ya que cada pigmento responde de manera diferente a la luz. El proceso de descifrar el mapa ha sido (y es, la investigaci√≥n continua) extremadamente lento y laborioso. Como explica Roger Easton, otro de los investigadores del proyecto, ‚Äúun d√≠a se pueden descifrar 11 caracteres, al d√≠a siguiente componer una o dos palabras‚ÄĚ. Creen que han logrado entender el 80% del mapa, pero a√ļn queda mucho por descubrir.

Advertisement

Una de las conclusiones es que el mapa de Martellus est√° basado en otros previos y que, a su vez, influenci√≥ c√≥mo documentos posteriores cartografiaron el mundo. Por ejemplo, el an√°lisis revela que este mapa contiene descripciones id√©nticas a las utilizadas en 1507 en otro posterior (debajo) por el ge√≥grafo y cart√≥grafo alem√°n Martin Waldseem√ľller. Su visi√≥n del mundo era muy diferente a la de Martellus, pero todav√≠a era otro mundo radicalmente diferente al que exist√≠a de verdad. [v√≠a Yale News]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)