No estamos muy seguros de que enseñar a sostener un cuchillo a un robot sea la mejor de las ideas, pero eso es exactamente lo que está haciendo un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell. El objetivo, aseguran, no es facilitar el apocalipsis robot, sino enseñar a las máquinas a manejar objetos peligrosos, sobre todo cuando haya personas cerca.

El sistema emplea un algoritmo que puede aprender a reconocer trayectorias y giros. La cuestión es que la seguridad debe ser enseñada por un operario humano que es el encargado de interrumpir al robot y corregir la trayectoria de sus brazos. Lo que no sabemos es qué pasa si el operario humano no se da cuenta a tiempo de que la trayectoria de ese cuchillo de veinte centímetros va justo en ruta de colisión con su abdomen.

Advertisement

Ironías aparte, el aprendizaje es incremental, y será de mucha utilidad para enseñar a los robots a manejar con extremo cuidado objetos frágiles o peligrosos. Bajo estas líneas podéis ver una demostración en vídeo del funcionamiento de este algoritmo con dos individuos que, por su cara, no parecen muy contentos de estar ahí. [Cornell University vía TechCrunch]