Un equipo de científicos de la Universidad Tsinghua, en China, acaba de lograr volver a conectar nervios que habían sido seccionados en ranas utilizando metal líquido. Aunque todavía en sus inicios, la técnica abre la puerta a nuevos tratamientos para reparar conexiones nerviosas dañadas en seres humanos.

Hasta ahora, las técnicas existentes para reparar nervios dañados dependían de la capacidad de estos para regenerarse. Desgraciadamente, ese proceso es lento, y suele significar una atrofia de los músculos conectados por estos nervios. El equipo de neurobiólogos de Tsinghua ha logrado conectar un nervio ciático seccionado mediante una aleación de galio, selenio e indio altamente conductiva, que permanece líquida a temperatura corporal, y que no es dañina para el organismo.

Aplicada en una solución de electrolitos similar a la de los fluidos corporales, la aleación ha permitido transmitir de nuevo impulsos eléctricos a través del nervio ciático seccionado. Más que tratarse de una solución definitiva, la técnica permitiría mantener activos los músculos de la zona afectada para evitar su atrofia hasta que los nervios vuelvan a conectarse por sí solos. Después, simplemente habría que retirar el metal localizándolo mediante rayos-X.

La técnica, no obstante, abre muchos interrogantes. El principal es si el nervio será capaz de repararse en la misma medida en la solución ideada por estos investigadores. Aún así, el descubrimiento podría mejorar los tratamientos posteriores a intervenciones de neurocirugía. [Technology Review]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)