Lo que vemos: una sorprendente animación en stop-motion donde dos manos nos “enseñan” a desmantelar un modelo de misil Minuteman III, es decir, una arma capaz de enviar una ojiva nuclear a todo el mundo.

La pieza es obra de la organización educativa sin fines de lucro Outrider Foundation. Como le ha explicado a The Verge Tara Drozdenko, directora general de la organización:

Las armas nucleares están construidas por humanos. Sabemos cómo desarmarlas. Podemos tomar decisiones sobre ellas que hacen que nuestro mundo sea más seguro.

Por tanto, al desarmar manualmente el misil la idea de la pieza está clara: concienciar al planeta de la posibilidad de erradicar las armas nucleares, de que el desarme nuclear está en nuestras manos. “Esta es una máquina que hemos construido, y nuestras políticas son solo decisiones que hemos tomado. Y podemos decidir hacer otra cosa si queremos”, dice Drozdenko.

Según explica el antropólogo nuclear Martin Pfeiffer, la idea de Outrider Foundation no es una utopía:

Este video ayuda a comunicar eso al hablar a través de detalles tales como quitar y quemar los explosivos y desechar de forma segura la ceniza. La realidad del desarme nuclear puede ser incluso más banal.

Advertisement

Para la creación del vídeo, Drozdenko ser asoció con el director de cine y artista Smriti Keshari, quien a su vez se unió al animador Maxwell Sorensen para crear la pieza. Por ejemplo, el misil está hecho a mano de plástico de poliestireno y madera. Las manos en el video son del propio Keshari. [The Verge]