Captura: Apple

Apple –siempre Apple– limita la capacidad para ajustar la profundidad de campo a sus últimos iPhones dotados de chip A12 Bionic: el iPhone XS, XS Max y XR. Si tu iPhone es anterior teóricamente no puedes regular el bokeh, pero no todo está perdido.

Prueba a echar un vistazo a una aplicación llamada Focos. Es una aplicación freemium que te permite editar el bokeh de tus fotos, aumentando o disminuyendo cómo de borroso se ve el fondo. Su secreto es que se basa en el mapa de profundidad de la foto. Eso significa que solo funcionará con las fotos que saques en Modo Retrato y que hayas realizado con tu iPhone 7 Plus, iPhone 8 Plus o iPhone X. De hecho, esas son las únicas fotografías que aparecerán en tu “biblioteca” de Focos, ya que la aplicación no podrá hacer nada con una foto estándar.

Advertisement

La única pega que le saco a la aplicación es que tuvo problemas para cargar algunas de mis fotos más antiguas, y no pude entender si había alguna forma de solucionar esto. Pese a todo, Focos es realmente fácil de usar con imágenes que son compatibles. Saca una foto, usa el deslizador para ajustar el desenfoque de fondo y listo.

Aprecio que Focos te permita ver cĂłmo se verĂ­an sus caracterĂ­sticas profesionales en tu foto, incluso si no puedes guardarlas. Es una excelente manera de ver si su inversiĂłn de $ 11 valdrĂ­a la pena por lo que sea que intente hacer.
Screenshot: David Murphy

Si quieres volverte loco (y pagarle a Focos $11 por el privilegio), la aplicación viene con un innumerable número de configuraciones que puedes ajustar: la forma del efecto borroso en sí, los efectos de la lente, los reflejos, etcétera. Esto se suma a la capacidad (gratuita) para ajustar la iluminación de tu fotografía hecha con el modo retrato, que no siempre funciona bien, pero es divertido jugar con ella. No creo que necesites mucho más que su funcionalidad básica –edición de bokeh– que puedes usarla completamente gratis.