Captura: YouTube

Internet crece constantemente. Creamos más y más páginas web todos los días, tantas, de hecho, que es como si ciertos rincones de Internet se fuesen perdiendo con el tiempo.

Pero lo que ocurre realmente es que se pierden en Google. A principios de este año, los desarrolladores web y blogueros Tim Bray y Marco Fioretti avisaron de que Google parece haber dejado de indexar la totalidad de Internet en Google Serch. Como resultado, ciertas páginas web antiguas —aquellas que tenían más de 10 años— no salían en las búsquedas de Google. Ambos desarrolladores lamentaron que limitar la memoria efectiva de Google a la última década, aunque sea lógico para dar respuesta a algunas de nuestras preguntas, nos penaliza a la hora de buscar cosas más antiguas.

Como publicó BoingBoing al hilo de lo que comentaban Bay y Fioretti, DuckDuckGo y Bing de momento parecen ser los buscadores que ofrecen búsquedas más completas, ya que muestran las páginas web que Google dejó de indexar. Si estás buscando una página web específica anterior a 2009 y no eres capaz de encontrarla, cualquiera de estas dos opciones es un buen primer paso. Si esto tampoco funciona, es posible que haya necesitado la misma página que buscabas la guardase en el archivo de Wayback Machine. 

Pero ¿qué pasa con las preguntas más amplias? ¿Preguntas de las que aún no sabes la respuesta? ¿O cosas históricas de los comienzos de Internet? Hay otras opciones más concretas para eso. Un post en el foro de Hacker News sugiere un par de motores de búsqueda: Million Short, que te permite realizar una búsqueda y omitir automáticamente las respuestas más populares para ir a lo más profundo de Internet y Wiby.me, un “motor de búsqueda de páginas web clásicas”, creado para ayudar a las personas a encontrar páginas de aficionados y otras cosas arcaicas de Internet.

También se menciona Pinboard, un servicio de marcadores minimalista similar a Pocket, que tiene una función clave: si te suscribes a su servicio premium ($11 al año) Pinboard creará un archivo web de cada página que guardes. Si estás buscando material antiguo y que no esté indexado, esta herramienta puede hacer que te sea más fácil encontrar cosas de Internet que sean antiguas.