Una de las mejores características de la consola PS Vita es poder servir de "pantalla externa" para la PS4, permitiendo jugar a los títulos de la consola de sobremesa en la portátil. Ahora, también puedes disfrutar de esta gran función en casi cualquier dispositivo Android.

Hace un par de meses Sony lanzó la función "Remote Play" para sus smartphones Sony Xperia, pero un generoso desarrollador de los foros de XDA ha llevado esta característica a muchos dispositivos Android más.

Por ahora, los dispositivos compatibles de forma oficial con esta aplicación personalizada de Remote Play para Android son: Nexus 5, 7, 9 y 10, Samsung Galaxy , S4, S5, Galaxy Note 4, HTC One M8, One M9 y la consola NVIDIA Shield. Sin embargo, personalmente he probado con un Nexus 4 y un Moto G, y ha funcionado (aunque con ciertos problemas en el último). Además, uno de mis compañeros probó en un Galaxy S6 Edge y le fue de maravillas.

A continuación encontrarás una guía sencilla para poder usar tu dispositivo Android en conjunto con un mando de control de PS4, para jugar a cualquier juego de la consola de Sony. Esto acabará por las peleas con tu hermano, hermana, novia o esposa sobre quién va a usar la TV. Ahora, si el problema es por quién va a usar la consola, no tengo solución.

Advertisement

  1. Descarga la aplicación de Remote Play desde este enlace, aquí, o en este enlace.
  2. Enciende tu PS4 (tu cuenta debe estar activa como "Primaria" en la consola).
  3. Accede a la aplicación desde el móvil.
  4. Inicia sesión con tu cuenta de PlayStation Network (esto lo haces desde el navegador de tu móvil, no desde la app, lo cual en teoría es más seguro.
  5. Inicia la sincronización con la PS4 desde el botón en pantalla que dice "Siguiente"
  6. Una vez lista la sincronización, enciende la conectividad vía Bluetooth en el móvil
  7. El mando de control, que debe estar apagado, lo debes encender presionando el botón de "Share" y el botón central ("PS") al mismo tiempo, para que comience a buscar un dispositivo con el que parearse
  8. Selecciona tu mando en la lista de dispositivos Bluetooth en el dispositivo Android
  9. Regresa a la aplicación de Remote Play. Comienza a jugar.

Advertisement

Personalmente lo he probado con Bloodborne y con GTA V. En mi Nexus 4 había un corto lag entre el momento de presionar un botón y el personaje hacer la acción que le ordené, algo que puede ser mortal en Bloodborne, pero en otros títulos no importa tanto. Esto también depende de qué tan rápida sea tu conexión a Internet. [XDA vía Gizmodo]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)