Los paneles solares no son nada nuevo, pero estas ventanas no funcionan con el sol. Aprovechan la lluvia y el viento para generar suficiente energ√≠a el√©ctrica como para alimentar peque√Īos dispositivos. El secreto son unos nanogeneradores integrados en el propio cristal e invisibles a simple vista.

El √ļnico indicador de que la ventana est√° generando electricidad es que el cristal se oscurece un poco con un tono azul oscuro cuando est√° funcionando. La superficie de la ventana esconde dos tipos de nanogeneradores. Los primeros est√°n en la capa exterior del cristal y se activan con la lluvia. Esta capa consiste en diminutas pir√°mides con una peque√Īa carga negativa. La combinaci√≥n de aire y agua suele proporcionar una carga positiva a las gotas de lluvia, as√≠ que cuando estas impactan contra la superficie del cristal, generan la corriente el√©ctrica. La segunda capa de nanogeneradores est√° dentro del propio cristal, y consiste en dos l√°minas que convierten la tensi√≥n que el viento genera al empujar el cristal en corriente el√©ctrica.

Entre ambos sistemas, el primer prototipo de estas ventanas es capaz de generar suficiente corriente como para alimentar un smartphone en modo reposo. Sus creadores en el Instituto de Tecnolog√≠a Georgia, en Estados Unidos, trabajan ahora en una nueva versi√≥n que genere m√°s energ√≠a y que sea capaz de almacenarla. Para ello a√Īadir√°n una nueva capa de supercapacitadores transparente al cristal. Si tienen √©xito, las ventanas generadoras de energ√≠a podr√≠an ser una realidad en los edificios dentro de unos a√Īos. [v√≠a Science]

Foto: ArTDi101/ Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)