Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Descubren una cámara subterránea oculta en el palacio del emperador romano Nerón

Resulta que durante casi 2.000 años, el espacio donde se encuentra el exuberante palacio del emperador romano Nerón guardaba un fascinante secreto del que nadie había reparado. Escondido entre su arquitectura había una cámara secreta: una sala subterránea llena de sorpresas.

El hallazgo se produjo mientras un grupo de arqueólogos trabajaban en las restauraciones del palacio, en el llamado Domus Aurea o “Casa Dorada”. Los arqueólogos estaban trabajando en una sala contigua en la sección de la Colina Oppian cuando encontraron la sala: una cámara secreta, una gran sala subterránea decorada con murales que representaban criaturas reales y míticas. Según los arqueólogos:

Subimos al andamio y encendimos las luces que necesitamos para trabajar, entonces se inundó una abertura en la esquina de la habitación, a través de la cual apareció toda la bóveda de cañón de una habitación con frescos.

Advertisement

Tal y como han explicado, los murales se mostraban en tonos rojos y ocres, con imágenes de centauros bailando a través de las paredes y con representaciones del dios Pan (algunos con instrumentos musicales). También se representaban aves y criaturas acuáticas, y un guerrero armado con arco, escudo y espada luchando contra una pantera, todo enmarcado por elementos y figuras arabescas.

Finalmente y por encima del resto, una criatura que parecía dar nombre a la habitación: una “esfinge solitaria y silenciosa” sobre lo que parece ser un Baetylus, un tipo de piedra sagrada.

Advertisement

Como decíamos, esta “sala de la Esfinge” se encontró como parte de la restauración en curso del palacio en el Domus Aurea. Construido después del Gran Incendio de Roma que devastó la ciudad durante nueve días, el palacio era un edificio opulento que consta de 300 habitaciones.

Imagen: AP
Advertisement

Hoy sabemos que Nerón, además de cruel y tiránico, vivió de forma extravagante. De hecho, su ostentoso palacio fue una especie de vergüenza para sus sucesores tras su muerte en 68 EC, después de que su pueblo se rebelara. Desde su desaparición se intentó borrar parte de su legado, empezando por el Domus Aurea, el cual sufrió una transformación construyendo sobre sus cimientos parte del famosos Coliseo. Otras zonas simplemente se llenaron de tierra.

En cuanto a la sala de la Esfingie descubierta, gran parte de la misma todavía está llena de tierra, cubriendo partes de las paredes y las secciones del mural. Sea como fuere, la habitación es una imagen valiosa e histórica de los días de uno de los gobernantes más odiados de Roma. [ScienceAlert]

Advertisement

 

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key