Resulta que durante casi 2.000 a√Īos, el espacio donde se encuentra el exuberante palacio del emperador romano Ner√≥n guardaba un fascinante secreto del que nadie hab√≠a reparado. Escondido entre su arquitectura hab√≠a una c√°mara secreta: una sala subterr√°nea llena de sorpresas.

El hallazgo se produjo mientras un grupo de arque√≥logos trabajaban en las restauraciones del palacio, en el llamado Domus Aurea o ‚ÄúCasa Dorada‚ÄĚ. Los arque√≥logos estaban trabajando en una sala contigua en la secci√≥n de la Colina Oppian cuando encontraron la sala: una c√°mara secreta, una gran sala subterr√°nea decorada con murales que representaban criaturas reales y m√≠ticas. Seg√ļn los arque√≥logos:

Subimos al andamio y encendimos las luces que necesitamos para trabajar, entonces se inund√≥ una abertura en la esquina de la habitaci√≥n, a trav√©s de la cual apareci√≥ toda la b√≥veda de ca√Ī√≥n de una habitaci√≥n con frescos.

Advertisement

Tal y como han explicado, los murales se mostraban en tonos rojos y ocres, con imágenes de centauros bailando a través de las paredes y con representaciones del dios Pan (algunos con instrumentos musicales). También se representaban aves y criaturas acuáticas, y un guerrero armado con arco, escudo y espada luchando contra una pantera, todo enmarcado por elementos y figuras arabescas.

Finalmente y por encima del resto, una criatura que parec√≠a dar nombre a la habitaci√≥n: una ‚Äúesfinge solitaria y silenciosa‚ÄĚ sobre lo que parece ser un Baetylus, un tipo de piedra sagrada.

Advertisement

Como dec√≠amos, esta ‚Äúsala de la Esfinge‚ÄĚ se encontr√≥ como parte de la restauraci√≥n en curso del palacio en el Domus Aurea. Construido despu√©s del Gran Incendio de Roma que devast√≥ la ciudad durante nueve d√≠as, el palacio era un edificio opulento que consta de 300 habitaciones.

Imagen: AP

Advertisement

Hoy sabemos que Ner√≥n, adem√°s de cruel y tir√°nico, vivi√≥ de forma extravagante. De hecho, su ostentoso palacio fue una especie de verg√ľenza para sus sucesores tras su muerte en 68 EC, despu√©s de que su pueblo se rebelara. Desde su desaparici√≥n se intent√≥ borrar parte de su legado, empezando por el Domus Aurea, el cual sufri√≥ una transformaci√≥n construyendo sobre sus cimientos parte del famosos Coliseo. Otras zonas simplemente se llenaron de tierra.

En cuanto a la sala de la Esfingie descubierta, gran parte de la misma todavía está llena de tierra, cubriendo partes de las paredes y las secciones del mural. Sea como fuere, la habitación es una imagen valiosa e histórica de los días de uno de los gobernantes más odiados de Roma. [ScienceAlert]

Advertisement