GIF: JerryRigEverything

Si te compras el nuevo iPad Pro, aseg√ļrate de no sentarte encima por accidente. JerryRigEverything ha sometido el √ļltimo dispositivo de Apple a su particular test de resistencia y tiene un consejo para sus usuarios: tr√°tenlo con suavidad.

El nuevo iPad Pro luce un cuerpo plano de aluminio que recuerda a los viejos iPhone 5 y SE. Es bonito, es ligero y es delgado, pero viene con dos flagrantes puntos d√©biles que hacen que doblarlo por la mitad requiera mucho menos esfuerzo de lo que cab√≠a esperar. Por un lado, un micr√≥fono, situado justo en el centro de uno de sus bordes largos, y por otro una apertura, cubierta de pl√°stico, que permite cargar el Apple Pencil de forma inal√°mbrica. ¬ŅAdivinas por d√≥nde se dobl√≥ el iPad Pro en la prueba de resistencia de la que estamos hablando?

No parece algo generalizado, pero algunos usuarios ya se est√°n quejando de que sus iPads se doblaron con el uso (tanto el de 11 pulgadas como el gigantesco modelo de 12,9). De hecho, hace unos d√≠as, el youtuber EverythingApplePro lo llam√≥ ‚Äúel producto de Apple m√°s doblable que he tenido el placer de doblar‚ÄĚ:

En cambio, si nos fijamos en las viejas pruebas de resistencia del mismo youtuber, el primer modelo de iPad Pro era mucho más difícil de doblar:

La pregunta es: ¬Ņestamos ante un nuevo ‚Äúbendgate‚ÄĚ? Es dif√≠cil vaticinar algo as√≠. El nuevo iPad Pro acaba de ponerse a la venta, no hay un problema generalizado y nadie lleva su iPad en el bolsillo trasero del pantal√≥n. Tambi√©n est√° el hecho de que las tablets ceden m√°s f√°cil que los smartphones en este tipo de pruebas, pues son dispositivos m√°s delgados con una superficie mayor. Pero recordemos que Apple siempre neg√≥ que el iPhone 6 tuviera un problema de integridad estructural y, sin embargo, present√≥ un dise√Īo m√°s r√≠gido un a√Īo despu√©s.

Por ahora, nuestra recomendación es similar a la de JerryRigEverything: si tienes un iPad Pro de 2018, trátalo con suavidad, transpórtalo en una funda y mira si hay un iPad entre los cojines antes de desplomarte sobre el sofá.