Photo: Corpo di Polizia Locale di Roma Capitale

Nunca he podido hacerme una buena foto en la Fontana di Trevi: es una de las atracciones más famosas de Roma y, comprensiblemente, está llena de turistas a todas horas. Yo me conformé con captar la fuente desde cierto ángulo, pero hay quien está dispuesto a llegar a las manos por un selfie.

El altercado tuvo lugar el mi√©rcoles de la semana pasada, aunque se viraliz√≥ este fin de semana. Eran las 7:30 de la tarde cuando una estadounidense de 44 a√Īos y una holandesa de 19 empezaron a discutir acaloradamente junto a la fuente, arruinando el momento a los dem√°s turistas. Seg√ļn la polic√≠a local de Roma, las mujeres quer√≠an hacerse un selfie en el mismo punto de la plaza (justo enfrente de la Fontana di Trevi), lo que provoc√≥ una pelea.

Advertisement

Hubo empujones, hubo tirones de pelo, hubo bofetadas. Incluso se unieron a la lucha los familiares de ambas turistas: un total de ocho personas (entre ellas tres ni√Īas menores; dos del lado estadounidense y una del holand√©s).

La pelea adquirió todos los ingredientes para escalar a batalla campal, pero hubo una tregua cuando llegó la policía. Solo una tregua, como decimos, porque el grupo retomó la violencia dos minutos después y la policía tuvo que pedir refuerzos para poner fin al sinsentido. Una vez que llegaron otras dos patrullas, todos los participantes fueron detenidos y recibieron cargos.

Advertisement

Seg√ļn la polic√≠a local de Roma:

La intervención de los agentes puso fin a un altercado que podría haber tenido consecuencias y lesiones mucho más graves para los presentes. Los turistas, llevados a las oficinas de via della Greca, solo sufrieron algunas contusiones, para las que no fue necesaria la asistencia médica. La autoridad judicial ha dispuesto una denuncia por violencia y amenazas.

[Corpo di Polizia Locale di Roma Capitale]