La bola de níquel al rojo vivo es ya una institución en YouTube, donde la hemos visto tratar de destruir materiales y objetos de lo más variopinto. Su última prueba puede suponer el final de un mito. En esta ocasión, la famosa bola se enfrenta a uno de los teléfonos móviles más míticos, el Nokia 3310.

El 3310 es la evolución del primer Nokia 3210, que se lanzó allá por 1999, cuando la finlandesa reinaba sin discusión en el mundo de la telefonía móvil. Además de ser uno de los primeros terminales sin una abultada antena sobresaliendo, el Nokia 3210 pronto de ganó una merecida fama de teléfono a prueba de golpes, caídas, rasguños y pisotones.

El 3210 fue tan popular que con el tiempo se ha convertido en una especie de leyenda sobre dureza que comparte con el 3310. Eso sí, una cosa es una caída, y otra muy distinta una bola de metal al rojo vivo. Ya os podemos adelantar que el venerable móvil de Nokia acaba pereciendo, pero no sin antes presentar una dura batalla. Ya nos gustaría ver cuánto tiempo aguanta cualquiera de los terminales modernos y carísimos que nos venden ahora. Este es el vídeo. [Carsandwater vía Sploid]

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)