El anterior jefe de Nokia, Stephen Elop, se embolsará 33 millones de dólares tras vender la compañía a Microsoft. Visto desde fuera, la jugada le ha salido redonda a Stephen Elop. Nokia lo fichó a Microsoft para enderezar el rumbo de la finlandesa. Tras intentarlo durante varios años, Elop (con el permiso del consejo de administración) decidió vender Nokia a su antiguo empleador. Ahora regresa de nuevo a Redmond, pero con un cheque de 33,4 millones de dólares en el bolsillo, según han revelado las propias cifras de Nokia, más del 25% de lo acordado inicialmente al haber subido el valor de las acciones de Nokia.

La cantidad la recibe en concepto de terminación de su contrato con la finlandesa. Los conspiranoicos sobre Elop y su papel de "caballo de Troya" en Nokia ya tienen otro punto más para apoyar su teoría. [Foto: AP]