En una serie de tuits en julio, el CEO de Tesla y fundador de SpaceX, Elon Musk, se refiri√≥ a un buceador de cuevas involucrado en el rescate del equipo de f√ļtbol tailand√©s como un ‚Äúped√≥filo‚ÄĚ. Ahora Vernon Unsworth, el buzo en cuesti√≥n, ha presentado una demanda por difamaci√≥n contra Musk en el Tribunal del Distrito Central de California.

Unsworth fue p√ļblicamente cr√≠tico con Musk cuando este intent√≥ involucrarse en el rescate usando un submarino en miniatura especialmente dise√Īado para la ocasi√≥n. El buzo dijo que el invento ‚Äúno ten√≠a ninguna posibilidad de funcionar‚ÄĚ, lo que llev√≥ a la especulaci√≥n infundada por parte de Musk de que Unsworth, un brit√°nico que vive en Tailandia y fue pieza instrumental en el rescate, era en realidad un ped√≥filo. (La novia de Unsworth tiene 40 a√Īos.)

Las repercusiones de esta afirmaci√≥n llevaron a Musk a disculparse (por decirlo de alg√ļn modo), pero el empresario no pudo evitar repetir su insinuaci√≥n en agosto, cuando le pregunt√≥ al ex periodista tecnol√≥gico Drew Olanoff: ‚Äú¬ŅNo crees que es extra√Īo que [Unsworth] no me haya demandado?‚ÄĚ.

La demanda corona un par de meses difíciles para Musk. Dave Morton, Sarah O’Brien y Gaby Toledano, que respectivamente ocuparon los cargos de director de contabilidad, vicepresidenta de comunicaciones y jefa de recursos humanos, abandonaron recientemente Tesla, una empresa en el punto de mira de la Comisión de Bolsa y Valores y de sus propios accionistas desde que Musk tuiteara que había adquirido los fondos necesarios para privatizarla.

La demanda est√° disponible al completo en este documento: