El último vuelo del Concorde tuvo lugar el 26 de noviembre de 2003. Las razones para retirarlo fueron los altos costes de mantenimiento y la baja demanda tras el accidente de Air France en el 2000 (el único accidente en 34 años de servicio). Según apunta The Telegraph, ex pilotos y fans del avión supersónico podrían conseguir lo impensable: que el Concorde vuelva a volar.

El proyecto de Club Concorde es conseguirlo de aquí a 2019. Es un club de entusiastas del mítico avión que unía Londres y Nueva York en dos horas, entre los que se encuentran ex-capitanes de vuelos comerciales y privados. Gente que, aparentemente, cuenta con acceso a un buen montón de dinero.

Club Concorde tiene dos proyectos sobre la mesa: por un lado, quieren comprar uno de los cinco Concorde que quedan en el aeropuerto de Orly por 40 millones de libras y montar una atracción turística sobre el Támesis de Londres (al lado del London Eye, concretamente). También funcionaría como restaurante, ofreciendo las comidas que se servían originalmente durante los vuelos. Esto estaría listo en 2017.

Por otro lado, quieren invertir 120 millones de libras en comprar el Concorde que está expuesto en el museo del aire y el espacio de Le Bourget. Éste es el que quieren poner en el cielo para 2019. Pero no en vuelos comerciales, sino en vuelos privados para gente muy, muy rica. Y espectáculos aéreos.

Advertisement

Aunque la mayoría de nosotros no nos podremos permitir un pasaje, será bastante emocionante volver a ver a uno de los aviones más bonitos y más queridos donde le corresponde estar. [vía The Telegraph]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)