El consejero delegado de BlackBerry cree que el iPhone está anticuado. Thorsten Heins, jefe de la canadiense, ha dicho en una entrevista que sí, que hay que reconocer el mérito de Apple, pero que "el interfaz de usuario en el iPhone, con todo el respeto para lo que fue esta invención, tiene ahora cinco años de antigüedad". Bonito eufemismo para "obsoleto".