Tony Stark se merecĂ­a una frase asĂ­.
Imagen: Marvel Studios

Avengers: Endgame es una pelĂ­cula que actĂșa como recompensa —con distintos grados de Ă©xito— a 11 años de pelĂ­culas de Marvel. Pero uno de los momentos mĂĄs Ă©picos y reconfortantes de todo el universo cinematogrĂĄfico de Marvel no estaba realmente en la pelĂ­cula al principio. De hecho, ni siquiera vino de los hermanos Russo o de los guionistas.

El Ășltimo destello de gloria de Tony Stark concluye con Ă©l agarrando el Guantelete del Infinito para responder a la arremetida de Thanos. “Soy inevitable”, dice el TitĂĄn Loco mientras se jacta triunfalmente de los humanos. “Y yo... soy Iron Man”, responde Tony, chasqueando los dedos para destrozar a Thanos y a sus huestes.

Es la respuesta perfecta: es brillante, pega con el ego de Stark, y la dice en el momento perfecto. Ademås es el guiño perfecto a una de las escenas de la primera secuela de Iron Man, que cumplió justo 11 años justo tras el estreno de Endgame. Parecía fruto del destino.

ÂżPero te puedes creer que no estaba originalmente en la pelĂ­cula?

En declaraciones unas declaraciones en el podcast de Kevin McCarthy, Joe y Anthony Russo revelaron que su idea original solo incluĂ­a el alarde de Thanos; Tony simplemente respondĂ­a con el chasquido de dedos. A los hermanos Russo no les convencĂ­a la idea, y fue el editor de Endgame, Jeffrey Ford, el que diĂł con la idea perfecta:

Anthony Russo: Originalmente cuando iba a chascar los dedos, no decía “Soy Iron Man”. La idea surgió mientras estábamos en la fase de postproducción. Nuestro editor, Jeff Ford...

Joe Russo: EstĂĄbamos sentados en nuestra reuniĂłn editorial, y estĂĄbamos revisando esa secuencia, y Thanos dice “Soy inevitable”. Y era como “Necesitamos una respuesta para eso”. ÂżCuĂĄl puede ser la respuesta a eso?” Y nuestro editor dijo:” ÂżQuĂ© os parece ‘yo soy Iron Man’? “Y estĂĄbamos como: ‘¡Lo tenemos!’

Anthony Russo: ÂĄTenemos que grabar eso, tenemos que grabar eso!

Advertisement

Al final, esta escena serĂ­a lo Ășltimo que los directores filmarĂ­an para Avengers: Endgame, y estuvo apunto de no pasar. Esta vez no porque nadie hubiese dado con la idea, sino porque, como continuĂł diciendo Joe Russo, el propio Robert Downey Jr. tuvo dudas sobre la escena:

Es una historia interesante. CenĂ© con Robert Downey Jr. como dos semanas antes de que fuĂ©semos a grabarlo. Y Ă©l estaba como, ‘no lo sĂ©. Realmente no quiero volver y entrar de nuevo en ese estado emocional. Me resulta... difĂ­cil’. Y, lo que es aun mĂĄs loco, Joel Silver, el productor, estaba en la cena. Es un viejo amigo de Robert. Y Joel interviene y dice: ‘Robert, Âżde quĂ© estĂĄs hablando? ÂĄEsa la mejor frase que he escuchado! Tienes que decirla! ÂĄTienes que hacerlo!’ AsĂ­ que, gracias a Dios, Joel Silver estaba cenando, porque nos ayudĂł a convencer a Robert de que grabase esa escena.

AsĂ­ que tenemos que dar las gracias a Jeffrey Ford y a Joel Silver, porque sin ellos, el acto final de Tony Stark podrĂ­a no haber sido tan bueno como fue finalmente. Parece que a parte del destino, hubo una pizca de suerte.