Hay vídeos donde percibimos desde el inicio que jamás vamos a lograr resultados semejantes, pero incluso así, y debido a la belleza y el grado de precisión que se consigue, resultan inspiradores. A mí me ha ocurrido con esta restauración de un auto de juguete de la década de 1970.

Para ser más precisos, se trata de un modelo de Hot Wheels de 1973, la línea de autos a escala de la firma Mattel que comenzó en 1968. La pieza es del canal de YouTube BaremetalHW, espacio donde podemos ver otros trabajos similares igual de espectaculares.

En el caso que nos ocupa, el proceso y resultado final es simplemente alucinante. [Digg]