Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Cuando el lanzamiento del Galaxy Fold fue retrasado indefinidamente debido a sus problemas de durabilidad, muchos pensaron que el teléfono plegable de $2.000 de Samsung había muerto. Algunas personas como el fan de Apple, John Gruber, incluso afirmaron que el Fold “nunca se llegará a enviar y todo el mundo lo sabe”.

Pero ahora, después de algunas mejoras y cambios de diseño, el Galaxy Fold ha regresado y busca gente que lo quiera comprar. El Fold incluso ha programado una ventana oficial de lanzamiento (¿relanzamiento?) para algún punto de este mes de septiembre (nadie conoce la fecha exacta todavía). Así que, ¿qué ha cambiado en la segunda versión del Galaxy Fold?

Advertisement

Esta es la primera foto del nuevo Galaxy Fold.
Foto: Samsung

La primera gran diferencia es lo que Samsung ha hecho con la película protectora de polímero del Fold. Anteriormente, los bordes de la película se extendían hasta el borde de la pantalla (como se ve en la imagen de abajo), pero quedaba un pequeño espacio entre la película y el bisel alrededor de la pantalla del Fold. Esto hacía que pareciese un protector de pantalla que se podía arrancar cuando, de hecho, se trataba de un componente crítico para mantener la integridad de la pantalla.

Desafortunadamente, como las unidades para hacer reviews venían en una caja sin ningún tipo de advertencia al respecto, muchos de los que los probaron trataron de retirar esa capa de polímero y estropearon los Fold en el proceso. Así que, uno de los principales cambios del nuevo Galaxy Fold es que su polímero protector ahora cubre toda la pantalla, y los bordes de la película quedan debajo de los biseles del teléfono, lejos de todo daño.

Advertisement

Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Sin embargo, el cambio más significativo en el nuevo y mejorado Fold tiene que ver con cómo Samsung cubrió los pequeños huecos entre la pantalla del Fold y su bisagra. Antes del lanzamiento, el Fold tenía pequeñas aberturas por encima y por debajo de la bisagra que podían permitían que ciertos materiales como arena o tierra pudiesen acabar dentro del dispositivo y dañasen la pantalla plegable de Samsung. Esto es lo que creen que sucedió con la unidad para reviews de The Verge.

Advertisement

Ese hueco parece ser significativamente menor ahora, lo que podría apuntalar la segunda debilidad estructural más obvia del Fold. Samsung dice que también reforzó la bisagra con nuevas tapas protectoras y añadió capas de metal debajo de la pantalla del Fold para aumentar la rigidez de su pantalla.

Advertisement

Al mismo tiempo, Samsung también afirma que ha realizado mejoras adicionales en la experiencia de usuario al optimizar un mayor número de aplicaciones para la pantalla flexible del Fold.

Dicho todo esto, el mayor desafío que tiene Samsung por delante es convencer a la gente de que el Fold todavía vale $2.000 después de que su lanzamiento se tuviese que retrasar por problemas de durabilidad. Pero para cualquiera que sea fan de la tecnologías pioneras, es una buena noticia que Samsung todavía no haya tirado la toalla con su dispositivo plegable.