Imagen: AP

Durante los últimos meses el hecho de que el presidente Donald Trump tenga un control sobre el arsenal de armas nucleares de Estados Unidos ha causado algunas preocupaciones. En general, estas se suelen agravar cuando Trump tuitea o dice ciertas cosas. Pero al parecer todos tenemos que calmarnos un poco. Según el ejercito del país, no le van a dejar atacar a cualquiera.

Advertisement

El general de la Fuerza Aérea John Hyten, jefe del Comando Estratégico de Estados Unidos, declaró esta semana que resistiría cualquier orden de Trump para realizar un “ataque ilegal” utilizando armas nucleares. En un discurso en el Foro de Seguridad Internacional de Halifax en Canadá, Hyten afirmó que había analizado detenidamente lo que haría si recibiera una orden así.

“Creo que algunas personas creen que somos estúpidas”, comentó Hyten cuando le preguntaron sobre lo que haría en tal escenario. “No somos personas estúpidas. Pensamos mucho en estas cosas. Cuando tienes esta responsabilidad, ¿cómo puedes no pensar en ello?”

Hyten explicó que si estuviera en una situación en la cual se quería realizar un ataque ilegal, seguiría un proceso. Como jefe del Comando Estratégico, comentó, es su trabajo proporcionarle consejo al presidente. El presidente luego le informa las acciones que quiere tomar.

Advertisement

“[Si es un ataque ilegal], adivina lo que ocurrirá. Yo diría, ‘Señor Presidente, eso es ilegal’”, dijo Hyten. “¿Saben lo que va a hacer? Diría, ‘¿qué sería legal?’ Luego pensaríamos en una serie de opciones según nuestras capacidades para responder a la situación, y así funciona. No es tan complicado”.

El general añadió que el proceso establecido para cómo reaccionar en el caso de posibles órdenes ilegales era una práctica estándar, ya que las consecuencias por ejecutar un acto ilegal son severas. Realizar tal acto podría mandar a los individuos involucrados a la cárcel por vida.

Advertisement

Los comentarios de Hyten vienen en un momento tenso para el gobierno estadounidense y para el mundo. Trump ha amenazado con destruir a Corea del Norte, por ejemplo. Además, Trump y Kim Jong-Un, el líder norcoreano, se insultan y amenazan a menudo.

El Congreso estadounidense está considerando alterar los poderes nucleares de Trump.

[Reuters]