Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: WhatsApp

Un vídeo difundido por WhatsApp confunde el servicio de Notificaciones de exposición al COVID-19 de Google con una aplicación que el gobierno ha instalado por real decreto en nuestros teléfonos para rastrear a la gente que ha estado en contacto con enfermos del coronavirus.

Advertisement

Este es el vídeo en cuestión:

Y esto es lo que está pasando en realidad:

  1. Apple y Google anunciaron una colaboración en abril para permitir que la conectividad Bluetooth de los iPhones y los móviles con Android pueda aprovecharse para reducir la propagación del virus de una forma que respete la privacidad de los usuarios. Esta tecnología se conoce como “Notificaciones de exposición” y está basada en la aplicación TraceTogether de rastreo de contactos del gobierno de Singapur, pero no es una aplicación.
  2. Lo que Apple y Google están implementado es una solución a nivel de sistema operativo que incluye una serie de APIs para que los gobiernos y las agencias de sanidad puedan utilizar los datos de rastreo sin posibilidad de identificar al usuario, y siempre que el usuario dé su autorización.
  3. En mayo, ambas compañías publicaron estas APIs en sus sistemas operativos para que las autoridades puedan ir probando las aplicaciones, pero todavía no han notificado a los usuarios porque el servicio está inactivo. Cuando lo esté, este verano, los usuarios podrán descargar aplicaciones de rastreo a través de sus respectivas app stores y tendrán que dar su autorización expresa para activar las notificaciones de exposición.
Advertisement

¿Cómo funcionará cuando esté disponible? En primer lugar, el usuario tendrá que descargar la aplicación de rastreo de contactos de su gobierno o de la autoridad de salud local, dando su autorización expresa para activar las notificaciones de exposición en una pantalla similar a esta:

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: Apple/Google
Advertisement

A partir de ese momento, el teléfono empezará a generar identificadores aleatorios únicos y a emitirlos mediante Bluetooth de baja energía. Midiendo la intensidad de estas “balizas” Bluetooth, el sistema podrá registrar lo cerca que hayan estado dos dispositivos con notificaciones de exposición activadas.

Una vez al día, el sistema descargará la lista de identificadores de usuarios que hayan verificado ser casos positivos de COVID-19. La aplicación cotejará la lista con identificadores que se hubieran encontrado a lo largo del día y generará una notificación como esta cuando el usuario haya estado cerca de un caso positivo:

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: Apple/Google
Advertisement

Todos los contactos se registrarán en local. La aplicación solo generará una alerta cuando detecte una posible exposición al COVID-19, en cuyo caso informará del día del contacto y de su duración. Ni tu gobierno sabrá quién eres, ni tú sabrás quién ha sido el caso positivo con el que has estado.

Para asegurar la privacidad, Apple y Google han implementado una serie de medidas redundantes como el mencionado identificador aleatorio (se regenerará cada poco tiempo), una señal Bluetooth cifrada y la anonimización de la tarjeta de red del dispositivo. Esto sería imposible si Apple y Google no hubieran implementado el sistema de notificaciones directamente en iOS y Android.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter