Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

El hombre con peor suerte de Australia: una araña venenosa le picó el pene dos veces el mismo año

En ambas ocasiones, el hombre estaba sentado en el inodoro

We may earn a commission from links on this page.
Una araña de lomo rojo
Una araña de lomo rojo
Foto: David McClenaghan, CSIRO / CC BY 3.0

Ocurrió en 2016. Un joven australiano llamado Jordan estaba usando un baño portátil en Sídney cuando una araña venenosa le picó el pene. Era la segunda vez que sufría un incidente similar en cinco meses.

Conocido como “el hombre más desafortunado de Australia”, Jordan (entonces 21 años) dijo a BBC News que la segunda araña lo había mordido “prácticamente en el mismo lugar” que la primera.

“Estaba sentado en el inodoro haciendo mis cosas y sentí la punzada que había sentido la primera vez”, declaró. “Miré hacia abajo y vi unas patitas que salían del borde del inodoro”.

Advertisement

Obrero de profesión, Jordan aprendió una dolorosa lección sobre el uso de baños portátiles en Australia cinco meses antes, cuando una araña de lomo rojo, cuyo veneno es considerado peligroso, le picó el pene mientras hacía sus necesidades en su lugar de trabajo.

El primer incidente tuvo lugar una mañana de abril. Jordan se encontraba trabajando en una obra en Sídney cuando decidió hacer uso de un baño portátil. Una araña de lomo rojo, estrechamente relacionada con la famosa viuda negra, asomó por el inodoro y le hincó los dientes en el pene.

Advertisement

Retorciéndose de dolor, Jordan fue trasladado al Hospital St. George, que más tarde confirmó su historia.

Las arañas de lomo rojo (Latrodectus hasselti) son habitualmente nocturnas y viven cerca de los humanos, alimentándose de insectos y arañas más pequeñas. Hace 80 años, cuando los australianos aún hacían sus necesidades en baños exteriores, era bastante común que picaran a la gente en sus genitales. Existe incluso una canción country australiana titulada The Redback on the Toilet Seat (“La lomo rojo en el asiento del inodoro”).

Advertisement

Pero el caso de Jordan es bastante peculiar porque, en septiembre del mismo año en el que una lomo rojo le había picado el pene, otra araña venenosa le mordió el miembro en la misma situación: sentado en el inodoro de un baño portátil en una obra de Sídney.

El joven obrero tenía sus reticencias sobre el uso de baños exteriores, como es lógico, pero los baños de la obra se habían limpiado ese día y le pareció una oportunidad perfecta para hacer sus necesidades. Lo siguiente que se supo de él es que estaba doblado de dolor.

Advertisement

Sus compañeros lo trasladaron al hospital de Blacktown, esta vez entre bromas y risas. La especie de araña no fue confirmada en esta segunda ocasión.

Aunque se han registrado casos de muerte por mordeduras de lomo rojo, no ha ocurrido ninguna desde el desarrollo del antídoto en 1956. La picadura de esta araña venenosa provoca dolor intenso, sudoración y náuseas.