Image: Alexander Gerst/European Space Agency

Muchas de las predicciones apuntan a la inminente llegada del hurac√°n Florence al norte de Florida, pero antes de ello el fen√≥meno ha ido mutando y cambiado su ‚Äúpiel‚ÄĚ hasta tomar la forma actual. Hace unos d√≠as la tormenta decidi√≥ reemplazar la pared del ojo, y amenaza con volver a hacerlo. ¬ŅQu√© significa?

Cuando los expertos hablan del ojo nos podemos hacer una idea visual muy clara de a qué se refieren. Es la región de condiciones meteorológicas generalmente más calmadas que se forma en el centro de los huracanes. Dicha región circular puede llegar a tener un diámetro de entre 30 y más de 65 kilómetros, y lo que la rodea es precisamente la pared del ojo.

En esencia, una especie de anillo de tormentas convectivas donde se dan las segundas condiciones m√°s severas del fen√≥meno. La presi√≥n atmosf√©rica m√°s baja se registra en el ojo, donde puede ser hasta un 15% inferior a la presi√≥n fuera de la tormenta. Por tanto, la pared del ojo tiende a hacer que los huracanes m√°s fuertes sean a√ļn m√°s fuertes y m√°s grandes. Seg√ļn explica Jason Dunion, cient√≠fico atmosf√©rico de NOAA:

El reemplazo de los ojos es algo que hacen de forma natural los grandes huracanes. Las tormentas más poderosas tienen una prominente pared de nubes compuesta por una banda de tormentas eléctricas que rodea el ojo. Y por razones todavía en gran parte inciertas, a veces se formará otra pared del ojo alrededor de la pared interna original del ojo, es decir, de repente tienes dos, y ocasionalmente solo reemplaza la pared interna del ojo.

Advertisement

Dunion explica que en el pasado, antes de la era de los sat√©lites, los pilotos caza huracanes a veces ve√≠an que esto suced√≠a y lo llamaban ‚Äúun ojo dentro de un ojo‚ÄĚ. Actualmente estos reemplazos son de gran importancia para los meteor√≥logos y expertos, ya que una vez que una nueva pared del ojo reemplaza la pared del ojo original colapsada, la tormenta se prepara para intensificarse. En resumen: muy malas noticias de encontrarse cerca de la tierra.

En el proceso entra en juego la forma en que un huracán crece. Los huracanes se alimentan de agua tibia, absorben agua de mar evaporada aumentando su circunferencia, y cuando este vapor de agua se convierte en partículas líquidas y luego de hielo (en lo alto de las nubes), se libera energía, aquella que los huracanes convierten en viento.

Advertisement

Image: NASA/Flickr

Ocurre que cuando hay suficiente ‚Äúcombustible‚ÄĚ, el proceso se repite una y otra vez, y las tormentas crecen y se vuelven cada vez m√°s poderosas. Aqu√≠ entra en juego un nuevo actor. Las bandas de tormentas el√©ctricas en espiral, las que dan huracanes que se ‚Äúven como una sierra circular‚ÄĚ, se forman fuera de la pared del ojo y con el tiempo pueden convertirse en su propio anillo o en una segunda pared del ojo. Seg√ļn explica a Mashable Chris Slocum, un investigador de tormentas:

Una vez que esto ocurre, el anillo de tormentas priva a la pared interior de aire rico en humedad y, finalmente, el anillo interior simplemente se disipa, dejando a menudo un ojo m√°s grande y abierto. Luego tienes un debilitamiento temporario de la tormenta, ya que la pared original del ojo albergaba los vientos m√°s fuertes del hurac√°n.

Aunque en realidad no importa, ya que se han establecido los terrenos para un nuevo despertar del huracán. Ahora con un ojo más grande, la tormenta puede contraerse en sí misma. Es como un patinador de hielo lanzando sus brazos hacia adentro. Si es capaz de contraer más, verás un giro.

Advertisement

Image: Alexander Gerst/European Space Agency

Para que nos hagamos una idea de lo que ha ocurrido esta semana, los expertos advierten que despu√©s de que Florence complet√≥ su reemplazo de la pared del ojo, el ojo creci√≥ cerca de 65 kil√≥metros de di√°metro desde el martes por la tarde. Y lo peor podr√≠a estar por llegar, ya que algunas predicciones hablan de un segundo reemplazo inminente antes de llegar a la costa. Seg√ļn Dunion:

Es tan difícil predecir. Algunos huracanes reemplazan su pared del ojo todos los días. Otros, cada pocos días. Veremos si Florence completa este segundo reemplazo.

Advertisement

Sea como fuere, se pronostica que la tormenta se estabilice una vez que toque tierra arrojando diluvios de lluvia hacia el interior, similar a lo ocurrido con el huracán Harvey. Si finalmente Florence se sometiera a otro reemplazo en las próximas horas, y experimentara un debilitamiento temporal, el efecto general de la tormenta probablemente no se atenuaría. Como dijimos, el proceso de construir otra pared del ojo crea una tormenta más grande, ya que el nuevo anillo exterior de tormentas crea un ojo más grande y expande el diámetro de la misma.

Image: Alexander Gerst/European Space Agency

Así que, teniendo en cuenta que Florence está a punto de tocar tierra, y que la tormenta tendrá un gran impacto con todo lo que se cruce en su camino, es importante conocer algunos datos para saber cómo se mueve hacia la tierra y lo que podemos esperar.

Advertisement

Por ejemplo, con lo que podría ser un récord de lluvia. Es una de las principales causas de preocupación. El Centro Nacional de Huracanes pronostica que el huracán se ralentizará a paso de tortuga frente a las costas de las Carolinas. Al igual que el huracán Harvey, el hasta ahora mayor evento de lluvia en la historia de Estados Unidos, Florence podría traer lluvias fuertes y sostenidas sobre las Carolinas. Y no unas cualquiera, se habla de inundaciones catastróficas.

Image: Alexander Gerst/European Space Agency

Como el Centro Nacional de Huracanes enfatiza, la mayoría de las muertes por huracanes no provienen de vientos extremos, sino del agua en movimiento. Florence tiene el potencial de derribar todos los récords de registro de lluvia por huracanes.

Advertisement

Otra dato importante a tener en cuenta tiene que ver con las evacuaciones y carreteras. Muchas √°reas costeras en las Carolinas y Virginia se encuentran bajo evacuaciones obligatorias. Para aliviar el tr√°fico pesado que sale de la costa, Carolina del Sur revirti√≥ las v√≠as de las autopistas para permitir que el tr√°fico fluya lejos de la tormenta que se avecina. El video a continuaci√≥n muestra a la patrullas conduciendo al p√ļblico por los carriles invertidos.

Las olas tambi√©n puede ser protagonistas. Aunque las costas se encontrar√°n con marejadas cicl√≥nicas, en el oc√©ano abierto, Florence est√° produciendo olas bastante aterradoras. El mi√©rcoles por la ma√Īana, el Centro Nacional de Huracanes midi√≥ alturas de olas de hasta 25 metros en el Atl√°ntico.

Advertisement

Finalmente, hay que tener en cuenta qué ocurrirá después de Florence. Estamos en el pico de la temporada de huracanes en el Atlántico, una época donde las cálidas temperaturas oceánicas normalmente provocan la mayor cantidad de huracanes.

De hecho, a partir del 12 de septiembre, el Atlántico tiene tres tormentas con nombre, así como otros dos patrones climáticos que en muy poco tiempo podrían convertirse en sistemas de tormentas. [Mashable, Wikipedia]