Cuando aparece la numeración 666 lo primero que viene a la mente suele ser algún tipo de asociación con el término bíblico de Satanás, posteriormente más con el Anticristo, y de forma más genérica con ese concepto abstracto del diablo. Sin embargo, detrás de su aparición en el Nuevo Testamento había un mensaje oculto.

En realidad, la cifra hace alusión al conocido como la “marca/número de la Bestia”, término bíblico del libro de Apocalipsis (Nuevo testamento) asociado a su vez con la bestia del Apocalipsis (cap. 13). Si bien en muchos manuscritos del Nuevo Testamento esta marca esta asociada al 666, lo cierto es que no es la única. Existen muchos otros textos bíblicos donde se escribió 616, y como veremos a continuación, su críptico significado iba a ser el mismo.

Sea como fuere, el origen de esta asociación con “el mal” aparece en el libro de Revelaciones de San Juan del Nuevo Testamento en el capítulo 13 de la siguiente forma:

Aquí hay sabiduría: El que tiene entendimiento, que cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.

Ahora bien, ¿a qué se refieren exactamente con la cifra? Como explican los chicos de Numberphile, detrás del 666 esta también el nombre “humano” de ese mal personificado.

En el Libro de las Revelaciones, el último libro del Nuevo Testamento donde el escritor se refiere al 666 en una visión apocalíptica, la cifra no es lo único que obtienes. Hay mucho más. Y es que el Apocalipsis de San Juan es posiblemente el texto más rico en simbología de toda la Biblia cristiana. La cantidad de símbolos y eventos que abarca ha complicado sobremanera la tarea de interpretar la totalidad del texto, lo que a su vez ha provocado infinidad de estudios e interpretaciones.

Advertisement

En cuanto al 666, se estaba utilizando como un código, uno que, a decir verdad, no era particularmente sutil si vivías en aquella época y estabas familiarizado con los alfabetos del momento. El texto se escribió originalmente en griego antiguo, donde los números se escribían como letras (al igual que en hebreo, el otro idioma principal de los textos bíblicos originales).

Image: El número de la Bestia (Wikimedia Commons)

Para números pequeños, las primeras letras del alfabeto griego representaban 1, 2 y 3. Sin embargo, y como en los números romanos, cuando querían formar números grandes como 100 o 1.000, estaban representados por su propia combinación especial de letras. Es decir, que cada palabra tenía un valor numérico.

Advertisement

Si regresamos a la Biblia, ese pasaje del capítulo 13 que comentábamos anteriormente utiliza el verbo “contar”, ya que hace alusión a la palabra griega para “calcular” o “resolver”. Dicho de otra forma, el texto está sugiriendo que se trata de un acertijo donde necesitas calcular el número de la Bestia.

Image: Pixabay

¿Qué significa el número 666 cuando lo traduces el alfabeto griego? Dado el odio del Imperio Romano en ese momento, y particularmente de su líder, Nerón César, muchos historiadores han estado buscando referencias de esto en el texto bíblico, un escrito en gran medida producto de su tiempo. Según Numberphile:

Por otro lado, si observamos el texto original las letras 666 en el pasaje en realidad están escritas en hebreo, lo que supone un mayor significado en los números que significan palabras y las palabras que significan números que en el griego antiguo. El escritor estaba claramente tratando de decirnos algo.

Advertisement

Image: Nerón en Jerusalén (La Dirce cristiana, por Henryk Siemiradzki, 1897

Y ese algo, si traduces la ortografía hebrea de la cifra 666, es el propio Nerón César. Es más, incluso si tomáramos la ortografía alternativa de la marca/número de la Bestia, el 616 encontrado en otros textos bíblicos, también se puede traducir como Nerón César. Según Numberphile, la razón es muy lógica:

Aquí se suma al tipo de complejidad de que es un enigma, un secreto. Nadie quiere escribir un libro bajo persecuciones imperiales diciendo: ‘La raíz de todo mal es Nerón César’. No vas a explicar eso, en cambio lo introduces de forma oculta.

Advertisement

Image: Las antorchas de Nerón (Wikimedia Commons)

En posteriores revisiones académicas también se ha dicho que la cifra 666 es, en numeración romana, DCLXVI. Este acrónimo vendría a significar: Domitius ( o Domitianus) Caesar Legatos Xti Violenter Interfecit, que traducido es: Domicio (o Domiciano) César mató vilmente a los enviados de Cristo. Dominicio es el nombre del emperador Nerón antes de ser adoptado por el emperador Claudio como hijo suyo.

En este caso, la cifra vuelve a apuntar a Nerón, o en su defecto al emperador Domiciano, no obstante ambos son famosos por sus persecuciones a los cristianos… como el Anticristo. [Numberphile, Wikipedia]